La Archiodiócesis de Zaragoza cierra las iglesias hasta que pase el alto riesgo de contagio

Los templos de la Archidiócesis de Zaragoza permanecerán cerrados a los fieles desde este domingo, día 15 de marzo, hasta que remita el alto riesgo de contagio del Covid-19. Los sacerdotes celebrarán la misa sin asistencia de público.

Esta han sido algunas de las nuevas medidas que ha adoptado el Arzobispado, en relación con la situación originada por la extensión del Covid-19, tras haber sido decretado el 'estado de alarma' por el Gobierno de España y después de haberse celebrado una reunión de la Mesa de seguimiento presidida por el arzobispo monseñor Vicente Jiménez Zamora.

En un comunicado, la Archidiócesis ha resaltado que "colabora lealmente con las autoridades civiles y sanitarias acatando todas sus disposiciones y exhorta a los fieles a respetarlas con responsabilidad". También "invita a intensificar la oración en estas circunstancias, con verdadero espíritu cuaresmal.

Además, ha subrayado que "a los sacerdotes les corresponde en todo momento acompañar al Pueblo de Dios, permaneciendo al servicio de los fieles, para ayudarles a vivir su fe en comunión con la Iglesia, invitándoles a permanecer cerca de Dios a través de la oración e invocando constantemente la protección de la Santísima Virgen del Pilar".

Los sacerdotes celebrarán la misa sin asistencia de público y, en lo que respecta a la catedral basílica de Nuestra Señora del Pilar, se celebrará diariamente y sin asistencia de público la misa capitular.

La actividad sacramental en las parroquias (bautismos, bodas, funerales) quedará al criterio de los párrocos, en diálogo con la familia, contando con el vicario episcopal correspondiente y siempre con un grupo muy reducido de participantes. Dada la situación de pandemia, se dispensa a los fieles del precepto dominical.

El Arzobispado ha recomendado que las personas y las familias participen en las misas retransmitidas a través de los medios de comunicación (RTVE, TRECE, COPE, Radio María) y las redes sociales, viviendo la comunión espiritual.

En cuanto a la Semana Santa, se mantienen los actos litúrgicos de la Semana Santa, aunque haya que celebrarlos sin público. Sobre las procesiones, decidirán las cofradías o, donde las haya, las juntas coordinadoras, de acuerdo con las autoridades civiles.

Se interrumpen las visitas turísticas a los templos y museos de la Iglesia, como la Seo y el Alma Mater Museum.

La Casa de la Iglesia permanecerá cerrada al público, aunque para los casos más urgentes se habilitará una ventanilla única, de lunes a viernes, de 10.00 a 12.00 horas.

Todas estas medidas entran en vigor mañana, domingo 15 de marzo, y permanecerán vigentes hasta nuevo aviso.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento