Un total de 39 taxistas segovianos se enfrentan a sanciones de mil euros por no instalar GPS, según el ordenamiento municipal aprobado por el Ayuntamiento y que recurrieron ante el Juzgado los profesionales del volante.

El Ayuntamiento de la capital abrió un expediente sancionador después de una inspección

De este modo, de los 56 taxis que operan en la ciudad, más de la mitad se encuentran pendientes de la sentencia del Juzgado de lo Contencioso Administrativo de Segovia sobre la demanda que presentaron contra el Ayuntamiento de Segovia, que les abrió un expediente sancionador y les impuso la multa de mil euros a cada uno.

Los hechos se remontan a agosto de 2007, cuando el Ayuntamiento de la capital abrió un expediente sancionador después de que una inspección, realizada en el mes de julio, concluyera que ninguno había instalado en sus vehículos un sistema localizador GPS, tal y como exige el artículo 16 del Reglamento Municipal del Taxi.

48 taxistas

En aquel momento prestaban servicio 48 taxistas, de los que se expedientó a 40. El secretario de la Asociación Profesional de Radio-Taxi de Segovia, Jesús de Andrés, señaló que existe una “discriminación” en la postura del Ayuntamiento frente a unos y otros profesionales.

Los taxistas acudieron a la vía judicial después de que el Ayuntamiento rechazara el recurso de reposición presentado contra la apertura de los expedientes. Posteriormente los taxistas han instalado sus GPS pero critican el que han tenido que pagar de su bolsillo unos 300 euros que cuesta la instalación y sobre todo ante la posibilidad de que una nueva sanción pueda suponerles 9.000 euros si se les considera reincidentes.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE SEGOVIA