Lluvia Alicante
Un vehículo pasa por el paso subterráneo de la carretera de La Alcoraya (Alicante) durante unas lluvias de gran intensidad. MORELL / EFE

Las fuertes lluvias que se registraron ayer en la provincia de Alicante dejaron 180 litros por metro cuadrado en el pantano de Isbert, 115 litros en Guadalest, 100 en Abdet, 96 en La Vall de Gallinera, 70 en la Marina Baixa o 50 en Beneixama, según el Centro Metereológico.

Además, el Consorcio Provincial de Bomberos de Alicante recibió dos llamadas de excursionistas a los que el fuerte temporal les impedía salir «por sus propios medios» del lugar en el que se estaban.

El primero de los rescates se produjo en Gata de Gorgos, donde cuatro personas quedaron atrapadas en un barranco. Los bomberos los localizaron pero los excursionistas decidiron pasar la noche en una casa cercana, tras localizar a su dueño.

También ayer, en el barranco de El Abded, efectivos de los bomberos tuvieron que ayudar a tres jóvenes que no sabían cómo salir del lugar. Afortunadamente, todos los rescatados se encuentran en perfecto estado.

En Alicante, donde ayer se acumularon 10 litros por metro cuadrado, no se registraron incidentes importantes, salvo acumulaciones de agua en algunos arcenes.

La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET ) ha decretado el nivel rojo, el más peligroso hata la medianoche de hoy, ante la previsión de precipitaciones y tormentas fuertes y persistentes en la provincia de Alicante.

El Consell ha puesto en marcha el Plan Especial ante el Riesgo de Inundaciones.
Por su parte, el Consell ha puesto en marcha el Plan Especial ante el Riesgo de Inundaciones con el fin de proporcionar a los Ayuntamientos información actualizada de todos aquellos aspectos de especial importancia relativos al riesgo de inundaciones.

De este modo, el Centro de Coordinación de Empergencias ha informado a los municipios afectados, organismos de emergencia y empresas de servicios básicos para que permanezcan atentos a la climatología y adopten las medidas preventivas oportunas.

El viento también ha soplado con fuerza en la provincia, con rachas que alcanzaron hasta los 80 kilómetros a la hora, que han provocado la caída de antenas, ramas de árboles y algún anuncio publicitario en el norte de la provincia.

Además, la compañía de transporte marítimo Baleària se vio obligada a cancelar dos «fast ferry» que salían desde Dénia a Ibiza y a Palma de Mallorca ayer debido a las malas condiciones meteorológicas. Los pasajeros afectados fueron trasladados en otros ferrys. Para la hoy, también se prevén precipitaciones de hasta 150 litros por metro cuadrado en 12 horas en el interior de la provincia

 

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE ALICANTE