Los cordobeses se los piensan dos veces antes de sacarse el carné de moto desde que se han endurecido las normas.

Prueba de ello es que las autoescuelas cordobesas se han quedado sin clientes para examinar de moto. Entre la crisis y los nuevos cambios en la normativa de las pruebas para obtener el permiso A, los pupitres de los centros de educación vial se han quedado vacíos.

En septiembre de 2007 se alcanzaron 320 solicitudes para examinarse mientras que en el mismo mes de este año sólo se han acercado por Tráfico 140 personas, lo que significa que ha habido un descenso del 56% de un año para otro.

La clave está en el cambio de las directrices, puesto que el 1 de septiembre entró en vigor la nueva ley que equiparaba las pruebas a las del resto Europa y, ahora, los futuros moteros tienen que superar un examen teórico y dos prácticos: uno en circuito cerrado y otro en pista abierta por las calles de Córdoba.

En julio hubo un incremento del 200% de alumnos antes de la entrada de la nueva ley

Ahora las pruebas «son más difíciles y también cuesta más dinero sacarse la licencia» comentan los alumnos de la autoescuela El Realejo.

A las tasas de Tráfico hay que sumar las clases de teoría, las prácticas en circuito (25 euros cada una) y las clases por ciudad (50 euros cada una). Algunos alumnos se quejan de que ahora hay que pagar más y también hay que dar más clases porque el nivel se ha elevado.

Además, en los nuevos controles hay un tiempo limitado y «hay que demostrar más habilidad que antes», aseguran desde la autoescuela Séneca.

Los profesionales de las autoescuelas indican que en el mes de julio hubo un incremento del 200% de los alumnos que querían pasar la prueba antes de que entrara la nueva ley y muchos tuvieron que comprar motos extras y contratar a más profesores para poder atender la gran demanda.

Más seguridad

Para el presidente del Motoclub Más Gas, José Rubiano, las nuevas medidas le parecen bien porque antes «estaban demasiado blandas».

Antes, muchas personas que no sabían conducir compraban una moto de 125 cc sólo por el hecho de tener el carné B, así que Rubiano ve lógico que endurezcan las normas y que los futuros moteros salgan mejor preparados para enfrentarse a las carreteras, aunque también opina que se debería hacer lo mismo con los conductores de coches.

CONSULTA MÁS NOTICIAS DE CÓRDOBA