Previsiones del FMI
Los países que aparecen en verde son los que su crecimiento será del 0% o negativo, según el organismo financiero. (Imagen: FMI)
El director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Khan, adviritó este miércoles de que el mundo "está al borde una recesión global". En consecuencia, pidió una respuesta coordinada y rápida para recuperar la confianza y afrontar la crisis.

Las previsiones del organismo muestran un crecimiento "prácticamente igual a cero" en las economías desarrolladas, mientras que los países emergentes "serán responsables de cerca del 100% del crecimiento".

Ningún país puede resolver el problema por su cuenta

"Ningún país es inmune" y "ningún país puede resolver el problema por su cuenta", aseguró Strauss-Khan. Por ello, hizo especial hincapié en que los países miembros de la Unión Europea, mucho de los cuales registrarán crecimiento negativo en 2009, trabajen de forma conjunta y no busquen soluciones "unilaterales".

"Pido a los países europeos que trabajen unidos. No hay soluciones domésticas para una crisis como ésta", dijo.

En este sentido, el director gerente del FMI señaló que tras el "calentamiento global" de los años anteriores en los que muchos países crecían por encima de la media, se produce un "enfriamiento global e irónicamente la única parte del mundo donde habrá crecimiento por encima de la media será en Africa Occidental".

Así, mientras registrarán crecimiento negativo países como España (-0,2%), Italia (-o,2%), Reino Unido (-0,1%) e Islandia (-3,1%), otros como Sudán y República Democrática del Congo subirán hasta un 7,7% y un 10,3%, respectivamente. En total, el conjunto de la eurozona crecerá un o,2%.

Un mensaje de esperanza

No obstante, no quiso mostrarse del todo pesimista y pronosticó una "lenta recuperación" a finales de 2009.

"Igual que vemos una recaída del crecimiento en 2009, vemos también el comienzo de una recuperación en la segunda mitad del año. Es un mensaje de esperanza. La crisis es seria, es larga, pero aún así vemos que a finales de 2009 tendremos el comienzo de una lenta recuperación", dijo el máximo responsable del FMI.