El plan de Madrid contra el coronavirus: quedarse en casa, hoteles medicalizados y cerrar discotecas y parques infantiles

Ayuso presentará mañana un plan sanitario para los 102 hospitales
La presidenta Isabel Díaz Ayuso, esta semana, durante una declaración pública.
Europa Press

La Comunidad de Madrid sigue avanzando en la toma de medidas para intentar frenar la epidemia de coronavirus en la región, donde la última cifra oficial disponible hablaba de 1.388 infectados, entre los que se contabilizaban 164 pacientes en la uci y 38 fallecidos al cierre de esta edición.

En esta coyuntura, el Gobierno regional presentó este jueves un nuevo plan integral para optimizar los recursos disponibles entre los que destaca la coordinación de la sanidad pública y la privada, la puesta en marcha de hoteles medicalizados o paliar la necesidad de material sanitario.

Más material sanitario

El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, fue claro: Madrid tiene ahora mismo "una necesidad muy grande" de material sanitario. El máximo responsable de la cruzada contra el Covid-19 en la Comunidad lanzó un SOS al Ministerio de Sanidad para que agilice las compras de mascarillas y otros equipos de protección individual para los sanitarios madrileños. "Necesitamos protegerles", dijo el consejero con franqueza.

La situación actual es tal que Ruiz Escudero reconoció que el Ejecutivo ya busca la manera de poder fabricar este tipo de componentes en la región.

Sanidad pública y privada, juntas

El Gobierno sumó este jueves a su lucha contra el coronavirus a los hospitales privados.Todos estarán bajo el mando de la Consejería de Sanidad. La dimensión de la crisis hace necesario gestionar de forma óptima, global y coordinada. La unión de ambos sistemas asistenciales aumenta el número de camas disponibles, tanto las de carácter hospitalario como las situadas en las ucis. El objetivo del Gobierno es tener más de 1.000 disponibles en este segundo grupo.

Hoteles medicalizados

Se trata de un nuevo recurso para aquellos infectados por coronavirus que presenten síntomas leves y no puedan permanecer en sus casas. La Comunidad no precisó cuándo estarán en marcha, ni cuántos serán, pero aseguró que estos edificios podrán ser hoteles, pabellones u otras instalaciones en las que habrá médicos y enfermeros.

El objetivo es descargar los hospitales y dejarlos para los pacientes más graves.

Sin test con síntomas leves

Madrid anunció un cambio de criterio en el diagnóstico: a partir de ahora, cuando una persona comunique síntomas leves a través del 900 102 112, no se le va a hacer la prueba que confirma el contagio. Estas personas se tendrán que quedar en sus domicilios y allí recibirán asistencia telefónica o presencial si es necesario. Esta nueva forma de actuar, según Sanidad, no es "arbitraria" ni obedece a un "desabastecimiento" de los test. "Esta medida ya se tomó en China y funcionó bien. Debemos aprender de otras regiones", apuntó Ruiz Escudero.

En el caso de síntomas graves, estos pacientes deberán llamar al teléfono y serán tratados en los hospitales.

Médicos, enfermeros y demás integrantes piden a la ciudadanía que ayuden a contener la epidemia quedándose en casa.

Atención a mayores

Las residencias de mayores en las que haya casos con cuadros leves también se medicalizarán para poder atender a los pacientes in situ y evitar traslados al hospital.

Además, la Comunidad también anunció que se ha elaborado un protocolo para la prestación del ayuda domiciliaria a dependientes.

Refuerzo del teléfono de atención

Las llamadas al 900 102 112 han crecido de formar exponencial: desde su puesta en marcha ha recibido más de 33.000 y solo el miércoles atendió a 6.789. Sanidad reconoció que a veces se colapsa y pidió paciencia. Además, ha duplicado la plantilla para mejorar la prestación del servicio. Ahora se podrán atender simultáneamente 400 llamadas. Este teléfono es la "principal" vía de acceso al sistema sanitario en casos de Covid-19, según la consejería.

Cambios en los seguros

Las aseguradoras retiraron de forma temporal la cláusula que contempla anular la póliza contratada en el caso de que el asegurado reclame por haber sufrido una enfermedad considerada pandemia.

Responsabilidad ciudadana

El consejero llamó a evitar las reuniones sociales y aseveró que para poder superar esta crisis "todos somos imprescindibles". "Pedimos que los parques y en las terrazas se suprima la actividad. Es importante quedarse en casa".

Fin de semana sin bailes ni discotecas

La presidenta Isabel Díaz Ayuso lo dejó caer este jueves por la mañana durante dos entrevistas televisivas y, ya por la tarde, lo confirmó el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero: la Comunidad de Madrid obligará a discotecas y locales de ocio nocturno a echar el cierre para colaborar en la contención de la epidemia.

A la medida que prepara el Gobierno regional, sin embargo, ya se han adelantado voluntariamente muchos empresarios de la noche, que en los últimos días han informado a sus clientes del cierre de salas y la suspensión de conciertos, entre otras actividades.

El elemento que llevó a muchos de ellos a tomar esta decisión fue la prohibición de celebrar reuniones sociales con más de 1.000 personas, decretada por el Ministerio de Sanidad el martes para zonas de alta transmisión. Aunque entonces se dio luz verde a eventos con aforos inferiores al citado, muchos hosteleros decidieron abstenerse de abrir.

Fue el caso de uno de los locales más icónicos de Madrid, el Teatro Kapital. "Aunque la normativa permite mantener eventos siempre que tengan una afluencia inferior a 1.000 personas, hemos decidido tomar esta decisión (aplazar actividades) para ayudar en la lucha contra el coronavirus, y fomentar buenas prácticas para evitar el contagio entre sus clientes y empleados", notificaron este jueves los responsables de la sala a través de Facebook.

Idéntica política siguieron otros recintos como Joy Eslava, la discoteca Fabrik o las salas Independance y Ocho y medio, por citar tan solo algunos de los recintos de la concurrida noche madrileña.

El ocio nocturno factura en Madrid unos 3.500 millones de euros anuales y emplea a unas 20.800 personas, por lo que el cese de la actividad supone un grave imprevisto. La asociación empresarial Noche Madrid ya ha solicitado medidas fiscales y financieras que ayuden a amortiguar el impacto de esta crisis y aseguren la viabilidad de las empresas y de los puestos de trabajo

Mostrar comentarios

Códigos Descuento