Raquel Muñoz ha contado a los medios la experiencia que vivió al ser despedida por su empresa debido a una baja laboral por ansiedad, que a su vez venía producida por los malos tratos que la joven recibió por parte de su expareja.

La trabajadora denunció a la empresa y fue readmitida

El despido le ocasionó dificultades económicas para mantener a su hijo. La trabajadora denunció a la empresa y fue readmitida. Según la abogada de la mujer, Esther Comas, es la primera vez se da la razón a un trabajador despedido por tratarse de un caso de violencia doméstica.

El derecho laboral anula despidos de mujeres embarazadas y en lactancia. Hace poco se incluyó otro caso, vía ley orgánica, para que esta protección también se aplique a las víctimas de la violencia machista.

En esa rueda de prensa también estaba Montserrat Casate, madre de la chica despedida por la empresa El Punt del Peix, la cual ha sido readmitida debido a la repercusión mediática que ha supuesto el caso.