¿Por qué no deberías taparte el pelo con una toalla al salir de la ducha?

Una mujer se seca el pelo con una toalla, en una imagen de archivo.
Una mujer se seca el pelo con una toalla, en una imagen de archivo.
GTRES

Son muchas las personas que, tras salir de la ducha con el pelo mojado, envuelven la melena con una toalla a modo de turbante. Esta práctica es muy habitual, ya que permite recogernos el pelo y secarnos el cuerpo más rápido sin que gotee todo el rato. Además, también el pelo se seca antes, ya que la toalla absorbe la humedad. 

Sin embargo, no es muy recomendable hacer esto. Así, hay una larga lista de motivos por los cuales hay que evitar usar la toalla como turbante para recogernos el pelo al salir de la ducha. 

¿Por qué hay que evitar tapar el pelo al salir de la ducha?

Desde la web de belleza de Glamour, explican que el pelo cuando está mojado es mucho más débil que en cualquier otro momento. Así, como ocurre al salir de la ducha, con el proceso de secado lo que se consigue es dañarlo y romperlo. 

De este modo, la primera recomendación es no frotarlo. Tratar de secar el pelo frotando con la toalla es un error, ya que se daña la cutícula. 

Si por el contrario no se frota, la otra opción que baraja la mayoría de la gente es hacer un turbante con la toalla. Esto también es un error porque al hacerlo, se aprieta y se enrosca el pelo, lo que se traduce en una gran facilidad para romper y partir el cabello. 

Otra de las desventajas del turbante es que al hacerlo, las raíces del pelo quedan tirantes, lo que sumado al peso de la toalla mojada, que ha absorbido la humedad del pelo, hace que tire aún más. Así, las cutículas se abren y el pelo tiende a estropearse. 

Por último, si se deja por mucho tiempo la toalla puesta en la cabeza, llega un momento que no seca más, ya que esta estará igual de mojada que el propio cabello. La humedad para el pelo no es recomendable tampoco, ya que produce encrespamiento.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento