La boda de Beatriz de York y Edoardo Mapelli en al aire a causa del coronavirus

  • El enlace podría posponerse ya que muchos asistentes provienen de la Lombardía, uno de los epicentros del virus.
Beatriz de York y Edoardo Mapelli, en agosto de 2019.
Beatriz de York y Edoardo Mapelli, en agosto de 2019.
Peter Byrne / GTRES

Ya lo dijimos: el coronavirus puede llegar a ser literal, afectando de manera directa a todas las monarquías del mundo, desde la japonesa u holandesa a, por ejemplo, la española, ahora que Felipe VI, la reina Letizia y sus hijas se acaban de realizar las pruebas tras el positivo de Irene Montero. Obviamente, la familia real británica no iba a ser una excepción.

Pero antes hay que pasar por Italia y por otro efecto secundario de la enfermedad de la que todo el mundo habla: la cancelación de multitud de bodas previstas para estos días por más que supongan un duro varapalo para las parejas y un desastre en términos económicos. Una de esas parejas que parece que tendrá que suspenderla hasta un futuro indeterminado es la de Beatriz de York y Edoardo Mapelli Mozzi.

Es sobre todo por temor a los invitados de este último. Sus familiares y amigos no pueden abandonar sus hogares en Italia debido a la cuarentena impuesta y permanecen confinados, resultando imposible ahora mismo para ellos tomar un vuelo y aparecer por el enlace de Mapelli con la nieta de Isabel II.

La hija del príncipe Andrés, duque de York, que a pesar de los escándalos iba a ser quien la acompañase al altar, sabe perfectamente que, por si fuera poco que provengan de uno de los lugares más afectados del planeta -actualmente el país transalpino tiene algo más de 10.100 casos confirmardos-, su prometido es de Lombardía, uno de los epicentros del virus y la primera región en tener bloqueadas sus fronteras.

En teoría, hay posibilidades de que la boda pueda llegar a realizarse dado que está prevista para el 29 de mayo en Londres, pero dado que se desconoce hasta cuándo podría prolongarse el COVID-19, si serán meses o algo estacional que las altas temperaturas disminuyan, la celebración podría posponerse. También es posible que, si no se pospusiera, algunos de los invitados, como Felipe de Edimburgo -marido de Isabel II y abuelo de la novia- no asistiese al pertenecer a un grupo de alto riesgo debido a sus 99 años de edad y sus problemas de salud.

Al igual que las despedidas de soltero que estaban previstas para antes, por supuesto, debido a que el gobierno británico teme una posible emergencia de salud pública. Actualmente son alrededor de 385 los casos confirmados de coronavirus en el Reino Unido que, aunque importantes, no son nada comparado con más de 18.000 en Europa, de los que la mitad han sido diagnosticados en Italia. En el continente, 715 muertes han sido causadas por la enfermedad.

La boda de Beatriz de York y Edoardo Mapelli, tendría una ventaja, y sería la corta lista de invitados, dado que, de celebrarse tal y como estaba previsto, sería con carácter privado en la Capilla Real y luego amigos y familiares, así como los flamantes marido y mujer, se dirigirían al Palacio de Buckingham.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento