Hombre-anuncio
Un 'hombre-anuncio' en la madrileña calle Preciados. (JORGE PARÍS)

El Gobierno de Alberto Ruiz-Gallardón ha aprobado hoy un proyecto de Ordenanza Reguladora de la Publicidad Exterior que prohíbe los hombres anuncio y limita el tamaño y la luminancia de los soportes publicitarios, especialmente en el casco histórico, al que define como "zona de especial protección".

Según han explicado el alcalde y la delegada de Medio Ambiente, Ana Botella, en rueda de prensa tras la reunión de la Junta de Gobierno que ha aprobado este proyecto, el Ayuntamiento de Madrid considera que la actividad de hombre anuncio por considerarlos "denigrantes e indignos".

La utilización de personas como soportes publicitarios queda considerada en el proyecto de Ordenanza como infracción muy grave y será sancionada por tanto con multa de entre 1.501 y 3.000 euros, que no deberá pagar la persona que porta los carteles -en zonas como la Puerta del Sol hay entorno a una decena- sino la empresa anunciadora.

También prohibirán los vehículos publicitarios y limitarán los anuncios luminosos.

Además de esta práctica se prohíben expresamente los vehículos publicitarios y el reparto de publicidad en la calle.

Entre otras medidas, la futura Ordenanza, que está previsto que entre en vigor a principios de 2009, aunque se concederán 12 meses para hacer efectivo su cumplimiento, establece por primera vez en Madrid un límite máximo de luminancia de 600 candelas por metro cuadrado.

Dice también que toda la iluminación deberá ser descendente para evitar la contaminación del cielo y limita la superficie de los soportes en función de su localización, aunque, según Botella, los anuncios "emblemáticos", como el de Tío Pepe de la Puerta del Sol o el de Schweppes de Gran Vía "se van a salvar".

Encuesta

¿Te parece bien prohibir los hombre-anuncio en la ciudad?

Sí, es humillante que utilicen tu cuerpo como soporte publicitario.
10,81 % (365 votos)
No, es un trabajo como cualquier otro.
73,47 % (2481 votos)
Sí, dan una mala imagen de la ciudad y afean el paisaje.
5,95 % (201 votos)
Me da igual. Nunca me he fijado en ellos y no los voy a echar de menos.
9,77 % (330 votos)