Cuatro toneladas de hachís en Almería
La Policía Nacional encontró los fardos de hachís en una cala de la zona de Aguadulce en Roquetas de Mar. POLICÍA NACIONAL
La Policía Nacional, junto con Vigilancia Aduanera, ha intervenido 4.300 kilos de hachís en la Cala del Bello Rincón en la zona de Aguadulce, localidad de Roquetas de Mar (Almería), según ha informado hoy en una nota. En el marco de una operación denominada 'Odisea',
en la madrugada del miércoles los agentes se incautaron de la droga tras observar que una embarcación se acercaba a un restaurante situado en la cala, donde una rambla permite la entrada a la playa.

Tras acceder a la zona, de difícil acceso, los agentes localizaron las más de cuatro toneladas de hachís sin que fuera detenido ninguno de los responsables del hecho delictivo.

El alijo forma parte de una red que distribuye el hachís por distintos puntos de España y Europa
La droga se encontraba escondida entre la maleza de la zona repartida en 123 fardos que han sido trasladados a dependencias policiales de la Comisaria Provincial de Almería donde se tramitarán las correspondientes diligencias. Una vez concluidas, serán remitidas al Juzgado de Primera Instancia número dos de Roquetas de Mar.

La intervención de los más de 4.000 kilos de hachís es el resultado de una investigación de la Policía Nacional de Almería sobre un grupo de marroquíes de los que se sospechaba que realizaban operaciones de tráfico de hachís a gran escala. Según la nota de la Comisaría Provincial de Almería, la organización transportaba grandes cantidades de hachís desde las costas de Marruecos hasta las españolas para, más tarde, distribuirlo por distintos puntos de España y Europa.

Para llevar a cabo el tráfico de hachís, el grupo ha utilizado distintas formas de traslado de la droga. Una de ellas, la utilizada en el caso de la cala de Aguadulce, consistía en el desembarco de los alijos directamente en la playa con una zodiac. Otras de las estrategias del grupo, informa la Policía Nacional, son el trasbordo de la droga a barcos pesqueros y de recreo en alta mar para introducirlo en los puertos almerienses o el robo de alijos escondidos por otros narcotraficantes.

CONSULTE AQUÍ OTRAS NOTICIAS DE ALMERÍA