La masiva utilización del vial Sar-Pontepedriña para evitar los atascos de tráfico en el centro de Compostela acelerará su proyecto de ampliación, según anunció el Gobierno local.

La carretera, de dos carriles, pasará a tener cuatro antes de que llegue el AVE a Santiago. Además, será por este tramo por el que accedan los buses a la nueva intermodal que prepara el Ayuntamiento. La redacción y licitación de la infraestructura coincidirá con la expropiación de las fincas anexas de Brañas do Sar.

Los trabajos deberán ir acompañados de una reforma de la rotonda que une la calle Amor Ruibal con el barrio de O Castiñeiriño, un punto de riesgo para los vehículos que ya ha provocado varios accidentes. Pero se eliminarán plazas de aparcamiento de ORA.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE SANTIAGO