El Ministerio de Trabajo e Inmigración ha decidido recortar en un 32,14% el llamado catálogo de ocupaciones de fácil cobertura, que recoge los empleos para los cuales los empresarios pueden buscar mano de obra en el extranjero, según publica hoy el diario El País.

Se trata de un recorte muy importante, ya que las profesiones afectadas pertenecen a los sectores de servicios, construcción y agricultura, precisamente aquellos en los que más extranjeros se contrata en sus países de origen. La medida se aplicará, pues, a empleados de hogar, camareros, fontaneros o peones agrícolas.

El catálogo de ocupaciones de difícil cobertura está compuesto por aquellos empleos para los que los empresarios no encuentran trabajadores en España. El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, ya había anunciado su intención de reducir los contratos en origen para dar prioridad al empleo de españoles y de inmigrantes residentes en España.

De acuerco con los datos ofrecidos por El País, a través de este catálogo han llegado a España 454.717 inmigrantes con contrato desde el 1 de enero de 2005 hasta el 31 de julio pasado. Sólo en los ocho primeros meses de este año fueron contratados por esta vía 88.180 extranjeros.

Según fuentes del Ministerio de Trabajo, muchos empresarios mandan al paro a los trabajadores que contrataron en el extranjero cuando éstos empiezan a ganar derechos, procediendo entonces a contratar otros nuevos fuera de nuestras fronteras.