El Gobierno no hace autocrítica por haber autorizado las marchas del 8M porque "la situación cambió" del domingo al lunes

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y el ministro de Sanidad, Salvador Illa.
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y el ministro de Sanidad, Salvador Illa.
Eduardo Parra / Europa Press

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes nuevas medidas para contener la propagación del coronavirus entre las que destaca la prohibición de manifestaciones o concentraciones de más de 1.000 personas solo dos días depués de las marchas del 8 de marzo y la asamblea de Vistalegre de Vox. "La situación del domingo no era la misma que la del lunes y no es la misma que la de hoy". Con estas palabras ha defendido el ministro de Sanidad, Salvador Illa, la autorización de las marchas del 8M lejos de hacer autocrítica. 

Illa ha explicado que el domingo por la tarde se produjo "un incremento significativo de casos confirmados en Madrid y en Vitoria", lo que provocó que a primera hora del lunes, "mantuviésemos teleconferencias con las autoridades sanitarias de dichas autonomías, con quienes se acordaron las medidas oportunas. En cuanto a la prohibición de los eventos deportivos, sociales y culturales de más de 1.000 personas, Illa ha precisado que son "actos a puerta cerrada", con lo que no se aplicaría a las manifestaciones.

Ha insistido en que su única consideración a la hora de adoptar las medidas "ha sido la protección y la defensa de la salud pública". "Ninguna otra", ha sentenciado.

Según el ministro, "los criterios con los que hemos actuado son el seguimiento diario de la evolución de la epidemia; la coordinación con las Comunidades Autónomas y las autoridades europeas; apoyo en la evidencia científica y en las recomendaciones de los expertos, y transparencia informativa". 

Sí que ha hecho autocrítica la formación de Santiago Abascal tras darse a conocer que su secretario general, Javier Ortega Smith, ha dado positivo en coronavirus. Lo ha hecho a través de un comunicado en el que pide "perdón" por celebrar el acto multitudinario del fin de semana: "Aunque animamos a quien fuera población de riesgo a quedarse en casa, siguiendo el acto por streaming, no podemos ocultar que fue un error por el que pedimos perdón".

No obstante, ha culpado al Gobierno de "irresponsabilidad y falta de escrúpulos" por "ocultar" la gravedad de la crisis y haber permitido la celebración de actos multitudinarios durante el pasado fin de semana.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento