¿Por qué no deberías guardar el chocolate en la nevera?

Siempre tenemos miedo a que se derrita, por lo que suele ser habitual meterlo en la nevera, lo que suele ser un error, ya que el frío modifica completamente su sabor. Lo ideal es dejarlo en un sitio seco y si vemos que el calor es insoportable entonces ya sí tirar del frigorífico.
El frío modifica el sabor 
Pixabay/AlexanderStein

Negro, blanco, con leche, en tableta, crema... El chocolate es el dulce por excelencia que encontramos en muchos postres, bollos o preparados. Los que consumen el chocolate en tableta saben que se puede meter en la nevera sin problema, aunque los verdaderos amantes de este dulce saben que no es recomendable hacerlo.

¿Por qué no hay que meter el chocolate en la nevera?

Para conservar el chocolate, la mejor temperatura es entre 13 y 18ºC, una temperatura muy difícil de conseguir, ya que la temperatura ambiente en el hogar suele ser superior y, en la nevera, inferior.

Obviamente, tener el chocolate fuera de la nevera a una temperatura más alta de la recomendada, tiene como consecuencia que pueda llegar a derretirse, cambiando su aspecto y propiedades.

Sin embargo, tenerlo dentro de la nevera puede causar el conocido como flat-bloom, es decir, la aparición de un recubrimiento blanquecino causado por la grasa del chocolate o por el azúcar. Esto es debido a la humedad de la nevera, superior a la recomendada para la conservación del chocolate. El chocolate que presente estas características, se puede comer, aunque su aspecto no es tan apetecible. 

Pero, sin duda, uno de los motivos por lo que no se debería guardar el chocolate en la nevera es porque el frío hace que la tableta se endurezca de más y, al consumirlo, pierda su sabor. 

¿Cómo conservar el chocolate?

La temperatura ideal para la conservación del chocolate es de entre 13 y 18ºC. La humedad debe ser en torno al 60%. En la nevera la temperatura es inferior a la recomendada y la humedad superior.

Desde el blog de Quiero chocolate, recomiendan no guardar el chocolate cerca de olores fuertes, ya que estos pueden ser absorbidos por el chocolate y alterar su sabor. Además, en caso de tener que guardarlo en la nevera para evitar que se derrita, es aconsejable envolverlo en papel que absorba la humedad y en una bolsa hermética. 

En cuanto a la caducidad del chocolate, este puede conservarse en buen estado para consumirlo durante meses, aunque es mejor comprarlo para consumirlo de inmediato y evitar así que pierda sus características.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento