Bancos centrales
El BCE deja los tipos en el 3,75%. ARCHIVO

La jornada tan negra que viven este miércoles todas las Bolsas del mundo ha provocado la reacción de la Reserva Federal de EE UU, del Banco Central Europeo (BCE), el Banco de Inglaterra y otros cuatro bancos centrales de Europa, Asia y América del Norte que han acordado bajadas simultáneas en los tipos de interés para hacer frente a la crisis financiera, según informaron estas instituciones.

El Banco de Inglaterra baja del 5% al 4,5%

El concreto, el BCE deja los tipos de interés en la zona euro hasta el 3,75% (antes estaba al 4,25%), tras bajar los tipos medio punto. La medida entrará en vigor el próximo 15 de octubre.

Lo mismo ha hecho la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos que ha reducido también medio punto sus tipos de interés que se reducen del 2% al 1,5%.

"El ritmo de actividad económica se ha desacelerado notablemente en meses recientes", indica el comunicado de la Reserva. "La intensificación de las turbulencias del mercado financiero probablemente causarán restricciones adicionales del gasto, en parte, porque reducirán la capacidad de los hogares y empresas para obtener crédito", añade.

El ritmo de actividad económica se ha desacelerado notablemente en meses recientes

Acuerdo común

Por su parte, el Banco de Inglaterra baja del 5% al 4,5%. Esta misma acción de recorte ha sido repetida también por los bancos centrales de Suiza, Canadá, Suecia y China (en este caso se aprobó una reducción algo menor: 0,27 puntos).

El recorte de los tipos servirá, a juicio del primer ministro británico, Gordon Brown, para asegurar a los ciudadanos de que "se están tomando todas las acciones" para ayudar a que la actividad económica "se mueva hacia adelante".

Se trata de la primera vez en la historia que los bancos centrales adoptan rebajas simultáneas de los tipos de interés, una medida que completa las inyecciones conjuntas de liquidez que vienen realizando desde agosto de 2007 para reducir las tensiones en el sistema financiero. 

Esta decisión conjunta se produce días después de que el BCE, en la reunión celebrada el pasado jueves, decidiera mantener los tipos básicos de interés en la eurozona en el 4,25%. En esa fecha, la institución europea también dejó inalterada la facilidad marginal de crédito, por la que presta dinero a las entidades, en el 5,25%, así como la facilidad de depósito, por la que remunera el dinero, en el 3,25%.