Miles de mujeres paralizan las calles de Oviedo para "decir no al patriarcado y al machismo"

Miles de mujeres se han dado cita este domingo en Oviedo para decir "no al patriarcado y al machismo", en una multitudinaria movilización del Día de la Mujer que ha tenido su epicentro en la Plaza de la Catedral de Oviedo.

Desde las 17.00 horas tres columnas han marchado por las calles de la capital asturiana hasta confluir, pasada una hora, en la Plaza de la Escandalera, donde el colectivo del 8M ha colocado una bandera morada en contraposición a la de España instalada por el actual Equipo de Gobierno de Oviedo, formado por PP y Cs.

La gran afluencia de personas a la movilización, procedentes de todos los puntos del Principado, ha hecho que cientos de personas se hayan tenido que quedar en las inmediaciones de la plaza llegando a copar también la Plaza de Porlier.

Durante la movilización se han escuchado consignas como "Canteli, escucha, mujeres en lucha", "Asturias será la tumba del machismo", "patriarcado y capital alianza criminal", o "sola y borracha quiero llegar a casa", entre otros.

Al término de la movilización, representantes del movimiento 8M en Asturias han leído un manifiesto en el que reivindican el fin de la violencia contra las mujeres, la ruptura del "techo de cristal", el fin de la brecha salarial o el fin de la explotación sexual.

Han tenido un especial recuerdo para la mujer asesinada en Gijón en febrero, Lorena Dacuña. "Gritamos por las que ya no tienen voz, no pararemos hasta erradicar la terrible violencia contra las mujeres que vivimos y los diversos mecanismos de violencia que nos hacen vivir con miedo, con inseguridad, en riesgo, Han celebrado que siguen "conquistando el sentido común de las mayorías asturianas y de este país", han enfatizado.

Han exigido además el fin de las "esterilizaciones forzosas a mujeres con diversidad funcional" y han reclamado una educación sexual "para elegir", anticonceptivos "para no abortar" y aborto "legal y gratuito para no morir". Piden además una ley "efectiva" contra la trata de mujeres, y medidas para evitar que las mujeres "más precarizadas" ejerzan la prostitución.

Por otro lado, las organizadoras han asegurado que las mujeres no dejarán de "divertirse" y que van a "seguir invadiendo las calles de día y de noche". "Vamos a reivindicar nuestros cuerpos, no solo porque no se tocan (si no queremos), no se violan, y no se matan, sino porque nosotras también podemos usar nuestros cuerpos para defendernos", han agregado.

Han reivindicado además la "alianza" entre el movimiento feminista y el LGBTI, asumiendo como propia la causa de este colectivo.

"NO SE HA ALCANZADO LA IGUALDAD EFECTIVA"

Durante la movilización la responsable de igualdad de UGT, Carmen Escandón, ha asegurado que las concentraciones del 8 de marzo siguen siendo necesarias porque todavía "no se ha alcanzado la igualdad efectiva" entre hombres y mujeres.

Considera Escandón que "hay que estar en la calle y en las mesas de negociación" todos los días, llevando a todos los ámbitos la reivindicación hasta que se logre la igualdad, negociando planes de igualdad y planes contra el acoso en el trabajo. "Esa es nuestra pelea", ha subrayado.

Por su parte la responsable de igualdad de CCOO, Ana María Rodríguez ha pedido una igualdad "real" para las mujeres trabajadoras, y ha denunciado que las mujeres están "discriminadas desde el nacimiento hasta que mueren". Ha demandado una "justicia social con perspectiva de género" para evitar estas discriminaciones.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento