¿Tengo derecho a cobrar el paro si no quiero renovar mi contrato temporal?

El documento deberá incluir todos los datos de las dos partes, así como todas las características de la vivienda con el objetivo de que la información necesaria quede recogida en el contrato.
Imagen de la firma de un contrato.
Pixabay/Free-Photos

El temporal es uno de los tipos de contrato que existen en España. Aunque no suele ser lo habitual, en ocasiones es el trabajador el que no quiere seguir. ¿Qué debe de hacer el trabajador? ¿A qué tiene derecho?

Según cuenta el portal Cuestiones Laborales, todos los contratos temporales se prorrogan si ninguna de las dos partes indica lo contrario. Si no se comunica nada, el trabajador tiene la obligación de seguir acudiendo a su puesto de trabajo.

Es obligatorio que exista una notificación verbal o por escrito por alguna de las partes para extinguir la relación laboral.

Si es la empresa la que no renueva

Si por un lado es la empresa la que no quiere renovar el contrato, el trabajador tiene derecho a una indemnización (excepto si el contrato es en prácticas o de interinididad), al finiquito (pagas extra y vacaciones generadas y no disfrutadas) y a recibir la prestación por desempleo.

Si es el trabajador el que no renueva

¿Y si es el trabajador el que decide no seguir? ¿A qué tiene derecho? Lo primero que tiene que hacer el trabajador es notificar su intención de no renovar, no es suficiente con esperar a que llegue el último día del contrato, porque si nadie dice nada, se prorroga.

Es necesario que el trabajador notifique con 15 días de preaviso su deseo de no renovar, siempre que el contrato tenga una duración de un año, independientemente de qué tipo de contrato sea.

A qué tiene derecho el trabajador

El trabajador tiene derecho a un finiquito, que contenga las pagas extra si no están prorrateadas y las vacaciones generadas y no disfrutadas, aunque es discutible que el trabajador tenga derecho a indemnización. El derecho se tiene en dos supuestos:

- Por expiración del tiempo convenido: en contratos eventuales, se podría tener derecho si el trabajador cumple el tiempo inicialmente pactado aunque el empresario quiera renovarlo.

- Realización de la obra o servicio objeto del contrato: se trata de contratos de obra, en los que la duración indicada puede ser una estimación y sólo se tendría derecho en el caso de que la obra haya finalizado y el trabajador no quiera continuar y pasar al indefinido, pero no si se marcha sin finalizar la obra.

¿Hay que notificarlo por escrito?

La ley no requiere que la notificación por parte del trabajador sea formal (por escrito), aunque sí se recomienda para que conste como prueba. Si la relación es mala, se recomienda reenviar un burofax, que puede valer unos 30 euros.

Derecho a la prestación por desempleo

La no renovación del contrato de trabajo no otorga el derecho a trabajador a solicitar la prestación por desempleo.

El SEPE conocerá la renuncia al trabajador de la renovación por la causa indicada por la empresa en el certificado de empresa que se entrega al Servicio. 

Será conveniente hablar con la empresa con el fin de que indique como causa el fin del contrato en lugar de la no renovación por parte del trabajador. Así, sí tendría derecho a paro. 

Para poder tener derecho a la prestación, en otro caso, el trabajador tendrá que encontrar un nuevo empleo y que finalice por una causa no imputable al trabajador. Es decir, que el nuevo empleo no puede finalizar por baja voluntaria, periodo de prueba u otra no renovación del contrato de trabajo. Además, es recomendable que transcurra un periodo de tres meses entre la no renovación y la nueva finalización del contrato.

En caso de baja

Estando de baja por enfermedad, accidente o embarazo no tiene ninguna repercusión. El trabajador puede renunciar a la no renovación del contrato aunque se esté de baja y deberá preavisar si fuese necesario. Tendrá derecho al finiquito, pero no a indemnización.

Pero si el trabajador está de baja y notifica que no quiere renovar el contrato de trabajo, podrá seguir cobrando la prestación que está recibiendo por incapacidad temporal solicitando el pago directo de la incapacidad a la Seguridad Social. La cuantía que se percibe en este pago directo será menor que el percibido mientras se mantenía la vinculación con la empresa, por lo que es recomendable continuar con el puesto de trabajo y renovar el contrato.

Durante la baja por incapacidad temporal, se percibirá partir del día 21 de baja el 75% del salario, pero si el pago lo realiza la Seguridad Social, el pago será del 70% durante los seis primeros meses y luego, del 50%. Una vez recibido el alta, no se podrá cobrar la prestación por desempleo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento