A finales del pasado mes de septiembre se celebró en Cañete (al sur de Lima, Perú) el Festival Gastronómico del Gato, una polémica tradición que se celebra el Día de Santa Ifigenia.


Los gatos son criados especialmente para este festival

Los organizadores explican que los gatos que se convierten en diversos platos son criados especialmente para este festival. Los lugareños creen que comer carne de este animal doméstico previene de enfermedades bronquiales y tiene propiedades afrodisíacas.

Los asistentes comieron diversos platos con la carne de felino: chicharrón de gato, milanesas y otros potajes como el gato al huacatay a la plancha.

Este festival ha generado el rechazo de muchos, y asociaciones de protección animal peruanas han reclamado que se envíen cartas de protesta a los medios de comunicación que informan del festival como algo lúdico y también a la Municipalidad de Cañete. La campaña persigue que se acabe con esta cruel práctica.