OFRECIDO POR IBERCAJA
La disponibilidad inmediata de estas casas las hace muy atractivas.
La disponibilidad inmediata de estas casas las hace muy atractivas.

Cómo elegir tu vivienda de segunda mano

  • Analizar los distintos tipos de hogares te evitará cualquier futuro sobresalto.

Una de las decisiones más difíciles de tomar -a la par que ilusionantes- en la vida es la compra de una vivienda. Cuando por fin se está seguro de querer dar el paso, surgen miles de dudas y se abre un camino de posibilidades tan amplio que puede paralizar al aspirante a propietario.

Ante esta situación, no hay que olvidar que lo más importante es estar seguros de lo que se busca, informarse previamente y comparar con lupa las ventajas e inconvenientes de cada paso que se dé.

Primero, has de saber que existen tres tipos de vivienda: de obra nueva en construcción, de obra nueva terminada y de segunda mano. Para saber cuál es la que mejor se adapta a tus prioridades y condiciones, debes hacer una comparación de todas.

Por un lado, la vivienda de obra de nueva construcción es perfecta para quien quiere diseñar su hogar a medida. Es totalmente personalizable y, como está lista para estrenar, no hay que precouparse de posibles reformas a largo plazo para mejorar la infraestructura. Otra de las ventajas es que la comunidad de propietarios es nueva, por lo que todos los vecinos se instalan en las mismas condiciones.

Sin embargo, la disponibilidad del hogar no es inmediata, el precio no es negociable y la cobertura de vicios ocultos (acabado, estructura o habitabilidad) es más amplia y los plazos de reclamación son mayores.

Lo más importante es estar seguros de lo que se busca, informarse y comparar las ventajas e inconvenientes

Estos dos últimos inconvenientes también los presenta la vivienda de obra nueva terminada. Pero, si se opta por adquirir una de estas casas, lo bueno es que no se esperan reformas a corto plazo y la disponibilidad de habitabilidad es inmediata. También es importante resaltar que suelen estar construidas con materiales modernos, por lo que el estilo y diseño de las estancias serán bastantes perdurables en el tiempo y no habrá que cambiar la distribución de las estancias.

Y, por último, pero no por ello menos importante, queda por analizar la vivienda de segunda mano. Este tipo de hogares suelen ser escogidas por su disponibilidad inmediata y por tener un precio negociable con los vendedores, por lo que si tu presupuesto es limitado, siempre tienes la posibilidad de negociar. Otro de sus atractivos es su localización, es decir, si te interesa una zona o barrio en concreto de la ciudad, pero no admite la construcción de nuevos hogares, problema resuelto: tu futuro hogar ya es una realidad.

Aunque no hay que olvidar que es más que probable que tengas que hacer frente a alguna reforma, derramas y redecorarla a tu gusto.