Cancelaciones en masa de peregrinación a Tierra Santa tras el veto de Israel a España por el brote de coronavirus

Zona del Muro de las lamentaciones en Jerusalén.
Zona del Muro de las lamentaciones en Jerusalén.
GOLASSO / WIKIPEDIA
La ciudad de Jericó ha cancelado las reservas de hoteles de personas extranjeras y ha ordenado el cierre de centros educativos, iglesias y mezquitas durante 14 días.

Tras la orden de este miércoles impuesta por el Gobierno de Israel para vetar la entrada de viajeros procedentes de España por riesgo de coronavirus, ya se han comenzado a producir una cascada de cancelaciones de viajes organizados de peregrinos españoles en Semana Santa.

La tarde de este miércoles, la oficina de Turismo de Israel en España envió a agencias de viajes y empresas mayoristas la comunicación del Gobierno israelí, en la que se comunicaba las condiciones de acceso al país de turistas procedentes de España, Francia, Alemania, Austria y Suiza.

La orden establece que los turistas de estos países que actualmente estén en Israel o vayan a llegar antes de las 8 de la mañana de este viernes (hora local) pueden continuar con sus planes siempre que no muestren síntomas de coronavirus.

Pero a partir de las 8 de la mañana de este viernes entra en vigor la orden de prohibir la entrada a turistas de esos países.

Solo hay una excepción, y es la del caso que el turista cuente dentro de Israel con un domicilio privado en el que pueda pasar la cuarentena (14 días). La orden especifica que no se puede pasar en un hotel.

Estas condiciones hacen imposible los viajes organizado de peregrinos y turistas españoles a Tierra Santa, que suelen tener una semana de duración, y las agencias ya han comenzado a comunicarse con sus clientes para cancelar los viajes.

Ola de cancelaciones

El Arzobispado de Madrid ha aclarado a este diario que la organización de esos viajes suele hacerse de forma privada y en cada parroquia, y no dependen de las autoridades eclesiásticas. 

El mismo Arzobispado se ha visto afectado, pues le han cancelado una peregrinación diocesana de 60 fieles encabezados por el cardenal Carlos Osoro que iba a visitar Tierra Santa entre el 11 y el 18 de marzo.   

Fuentes de Halcón Viajes han afirmado a 20minutos que este miércoles por la tarde recibieron la comunicación de Turismo de Israel y al constatar las condiciones han cancelado de momento los viajes que estaban programados para marzo. Para los de abril esperarán a la evolución de los acontecimientos.

Así, han sido cancelados 8 grupos, con un total de 200 personas aproximadamente. La empresa se está comunicando con cada una de ellas desde la tarde de este miércoles para notificarles la cancelación de la expedición y la devolución del importe. Un viaje de esta naturaleza suele tener un coste básico de 1.450 euros.

La medida llegó de sorpresa: 20minutos se ha puesto en contacto con varios mayoristas y agencias, algunas de las cuales estaban aún sorprendidos y sin saber qué hacer ante una somera comunicación que recibieron sin previo aviso el miércoles por la tarde.

Primero, traer de vuelta a los turistas

César Gutiérrez Calvo, presidente de la Federación Empresarial de Asociaciones Territoriales de Agencias de Viajes (Fetave), ha relatado a 20minutos que recibieron el email de Turismo de Israel a las siete de la tarde del miércoles, y a partir de ese momento comenzó una gran actividad en la que la primera cuestión era saber si las aerolíneas iban a seguir volando a Israel.

"Era vital para traer de vuelta a los turistas españoles que estaban ahí, y nos acaban de confirmar que tanto Air Europa como Iberia, dos de las empresas con las que más trabajamos las agencias para ir a Israel, no tienen previsto modificar sus vuelos previstos", señala Gutiérrez Calvo. "Eso nos tranquiliza porque podemos repatriar a todos los turistas españoles, es algo que preocupaba a las agencias".

Para los viajes programados para las próximas semanas, las agencias se están comunicando con los clientes para informarles que no pueden viajar, ofreciendo otros posibles destinos, cambio de fecha o la cancelación y devolución de lo pagado.

El presidente de Fetave explica que aunque el turismo religioso representa solo un pequeño porcentaje en el volumen global de negocios, y que se trata de un tipo de turismo ya más desestacionalizado (hay viajes a Tierra Santa todo el año), las consecuencias no dejan de ser "graves".

"La afectación es grave. Generalmente son agencias de viajes muy especializadas en este tipo de turismos, departamentos muy especializados dentro de las empresas, y para ellos supone que a partir de ahora y no se sabe hasta cuándo no pueden realizar viajes a Tierra Santa", señala.

Por ello, desde Fetave se está trabajando en un paquete de medidas que serán propuestas al Gobierno para ayudar a las agencias de viajes, muy afectadas en general por la crisis del coronavirus.

"Aún siendo positivos y pensando que este periodo de alarma va a pasar en breve, el daño es considerable"

"Aún siendo positivos y pensando que este periodo de alarma va a pasar en breve, el daño hecho a las agencias está siendo considerable", indica el presidente, "teniendo en cuenta que el coste mayor que tiene una agencia es el gasto de personal, cerca del 80%, son costes fijos que no tienen que ver con el volumen de negocios; por lo que estar un periodo de tiempo vendiendo menos provoca tensiones en la tesorería".

Críticas al veto

El presidente de la Fetave ha criticado la decisión del Gobierno de Israel de vetar a turistas tanto de España como de Francia, Austria, Alemania y Suiza (además de los de Italia, que se había decidido anteriormente). 

Considera que el número de contagios en nuestro país no justifica una medida "desmesurada" y "alarmista".

"Ha sido un shock, no se esperaba una medida tan drástica, no la apoyamos"

"Ha sido un shock, no se esperaba una medida tan drástica, no la apoyamos, es una medida desmesurada y alarmista que no tiene nada que ver con lo que está pasando en el país", indica.

Tampoco comparte la forma en la que se ha hecho, de forma sorpresiva y sin previo aviso. Señala que el Gobierno israelí podía haberse puesto en contacto antes con las asociaciones del sector, la CEOE o las instancias de Exteriores, Sanidad o Turismo de España.

Turismo de Israel: "Es doloroso"

Dolores Pérez Frías, directora de la Oficina Nacional Israelí de Turismo para España y Portugal, admite que no ha sido una "medida de gusto para nadie", que "no es simpática" y que "respeta el sentir", pero ha resaltado que se ha tomado por el Gobierno israelí dentro de un contexto de crisis global por el coronavirus.

"Ha sido una medida muy dolorosa, pero en la que impera la sensatez y la protección"

"Ha sido una medida muy dolorosa, pero en la que impera la sensatez y la protección, por supuesto del ciudadano israelí pero también del planeta en general", señala, entrevistada vía telefónica por 20minutos

También admite que la comunicación con las agencias y los operadores españoles fue inmediata y sin previo aviso, pero explica que lo hicieron para "no demorar en nada absolutamente" la información, tomando en cuenta que el veto iba a entrar en vigor en cuestión de horas. De hecho, primero enviaron a las agencias la comunicación tal y como les llegó de Israel, y posteriormente enviaron un comunicado ampliando y explicando.

"No tengo ninguna duda en que la comunicación ha sido tan rápida como ha sido posible", comenta la directora. "Sé que es contundente, pero no podíamos hacerlo a plazos, no hubiera sido serio que, sabiendo que íbamos a cerrar esto [el acceso a turistas] lo hubiéramos ido comunicando por fascículos". 

"Si se toma una decisión así de tajante, entiendo que es por el bien no solo de la población israelí, sino mundial", agrega.

"Está haciendo daño al sector turístico, es una entrada de divisas para nuestro país increíble"

Pérez Frías resalta que los daños de una medida así se viven en las dos partes. "Está haciendo daño al sector turístico, que es una entrada de divisas para nuestro país increíble".

Llega también en un momento especialmente dulce en el turismo de España hacia Israel en general y los Lugares Santos en particular. 

“Especialmente desde España estamos batiendo todos los récords", afirma. "Llevamos dos años de récords, en el 2018 tuvimos 77.700 visitantes y el año pasado ya superamos la marca de 100.000”.

Pérez Frías confía en que estas medidas se deroguen pronto, cuando la cifra de infectados baje. Mientras tanto, su oficina se mantiene en contacto con todos los operadores del sector para ayudar, asesorar y resolver dudas, y preparar el terreno para cuando los turistas españoles vuelvan a Israel. "Ya estamos trabajando para el día después". 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento