Vox tumba la rebaja fiscal de Ayuso y Aguado tras su desencuentro con Cs

  • Vox y la izquierda tumban la primera ley del Gobierno que ahorraba 16 millones anuales a 30.000 madrileños.
  • El vicepresidente Aguado rechaza el pacto entre Monasterio y Lasquetty para reducir el gasto.
Foto recurso Javier Fernández-Lasquetty junto a Ignacio Aguado
Javier Fernández-Lasquetty, consejero de Hacienda, e Ignacio Aguado, vicepresidente.
COMUNIDAD DE MADRID - Archivo

La primera bajada de impuestos del Gobierno de Isabel Díaz Ayuso no será tal. Al menos, de momento, ya que la presidenta ha asegurado que volverá a intentar la aprobación de la ley de deducciones fiscales que este jueves ha tumbado la Asamblea con los votos de la izquierda y de Vox, que ha dejado solos a PP y Ciudadanos. “Esta bajada de impuestos es muy importante para muchas familias y para muchos jóvenes”, ha lanzado en su intervención, en la que también ha enviado un mensaje a Ciudadanos y a Vox para tratar de evitar “peleas políticas que no sirven para nada”.

Y es que, los de Rocío Monasterio han cumplido su amenaza inicial y han vuelto a demostrar que, sin ellos, el Gobierno tiene las manos atadas. Vox, que siempre se ha mostrado favorable a la bajada de impuestos y así lo rubricó en el acuerdo de investidura con Ayuso, registró la enmienda a la totalidad en diciembre a la primera ley del Ejecutivo como medida de presión para hacer realidad su deseo de “reducir gastos superfluos”. Es decir, eliminar subvenciones a lo que denominan como “chiringuitos LGTBi y de género”.

Sin embargo, se encontraron desde el primer momento con la férrea oposición de Ciudadanos, que ha defendido que no negociará con Vox porque “no hay chiringuitos” y porque no permitirán “que se dé un paso atrás en derechos sociales”, tal y como ha defendido en varias ocasiones el portavoz parlamentario ‘naranja’, César Zafra. A todo ello, el vicepresidente Ignacio Aguado ha sumado un motivo más: “Para bajar impuestos no es necesario reducir gastos. Es de primero de liberalismo”.

En declaraciones a los medios, ha respondido así a Monasterio, que le ha acusado directamente de ser el culpable de su rechazo a la bajada de impuestos. Ayer, la de Vox anunció que había llegado a un acuerdo bilateral con el consejero de Hacienda, Javier Fernández Lasquetty, para reducir 16 millones de euros (lo que calculan que dejará de ingresar la Comunidad por la bajada de impuestos) en la partida de gastos. Sin embargo, más tarde Monasterio anunció que Aguado lo rechazaba y excusaba por ello su negativa a la primera ley del Ejecutivo en esta legislatura.

Eso sí, el líder de Ciudadanos en Madrid ha negado taxativamente ese supuesto pacto porque los acuerdos, ha dicho, se dan “en el seno del Gobierno”. “El único acuerdo que ha habido es el de traer esta ley”, ha remarcado antes de asegurar, en una referencia velada a Lasquetty, que los consejeros pueden hablar con otros partidos pero que “si no hay una decisión en el Consejo de Gobierno, no hay acuerdo”.

Todo esto lo ha dicho en declaraciones a los medios mientras, dentro del Pleno, el propio Lasquetty enmendaba la plana a su compañero de Gobierno. En su intervención, el ‘popular’ ha reconocido que había llegado a un acuerdo con Vox que “no recortaba derechos” para que las deducciones a jóvenes universitarios, menores de 30 años que acaban de adquirir un piso y personas con dependientes a su cargo salieran adelante. “No hay sido posible y lo lamento”, ha concluido.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento