Qué es la generación NoMo: cuando ser mujer no implica ser madre

  • "¿No querer traer más hijos al mundo es egoísta? ¿Ese es el único propósito como mujer en la vida?".
  • De acuerdo con el INE, ocho de cada 10 mujeres de 25 a 29 años todavía no ha tenido hijos.
  • El documental '[m]otherhood' analiza los tabúes asociados a la maternidad y cómo se ha entendido en la sociedad.
  • ¿Por qué las mujeres vuelven a la calle el 8M?
Mujeres NOMO
Símbolo del movimiento feminista.
Daniel Gonzalez- GTRES

Cada vez hay más mujeres que no tienen descendencia, bien por decisión propia o por otros motivos como pueden ser biológicos. La no maternidad está dejado de ser un tema tabú en la sociedad.  

De hecho, se ha creado todo un movimiento bajo el término NoMo (No Mother) que engloba a todas las mujeres que no pueden o no quieren ser madres como una opción libre. Esta decisión de no tener descendencia no es nueva, ya que desde hace años existen otros movimientos conocidos como Childree o Pank. 

¿Por qué surgen las mujeres NoMo?

La escritora y psicoterapeuta británica, Jody Day, acuñó el término NoMo "porque quería un nombre que no incluyera la palabra 'niño' o 'menos' -en referencia al término childless- y que pudiera aplicarse a cualquier mujer sin hijos", comenta en la última edición de su libro Living the Life Unexpected, al que ha tenido acceso 20minutos.

Jody Day no ha podido tener hijos por motivos involuntarios y ha tenido que superar el duelo de la infecundidad. Como señala en su libro, muchas mujeres se sienten avergonzadas por no ser madres y este fue uno de los motivos por los que fundó la asociación británica Gateway Women. Sin embargo, destaca, existen muchas experiencias personales que se asocian al sentimiento de la maternidad ya que no es la única fuente de felicidad para la mujer. 

¿Cuáles son los motivos para no ser madre? 

"Y tú, ¿cuándo te animas?", ¿No te ha sonado el reloj biológico?", "¡Se te va a pasar el arroz!". Estas son algunas de las frases que las mujeres escuchan cuando se van acercando a los 30 años. En este sentido, cabe preguntarse cuáles son los motivos por los que ha descendido la natalidad y por los que cada vez más mujeres toman la decisión libre de no ser madres.

Precariedad laboral, búsqueda de estabilidad, conciliación, deseo de realización profesional o personal, motivaciones éticas, problemas biológicos y de salud...los motivos son diversos y todos ellos válidos.

El Centro de Estudios Demográficos UAB elaboró un estudio que demostraba que entre un 25% y un 30% de las mujeres nacidas en la segunda mitad de los años 70 en España no será madre

Por otra parte, la Encuesta de Fecundidad del INE de 2018 reveló que ocho de cada 10 mujeres de 25 a 29 años todavía no ha tenido hijos.

Egoísmo y presión social

"¿No querer traer más hijos al mundo es egoísta? ¿Ese es el único propósito como mujer en la vida?", se pregunta la activista antinatalista y comunicadora, Audrey García. No quiso ser madre por motivos éticos y porque nunca había sentido ese deseo y decidió optar por la esterilización. "Mucho antes de ser activista pensaba que si algún día tenía ganas de tener descendencia iba a adoptar. Una opción muy válida", señala. El antinatalismo es otra corriente dentro de las no madres, pero "ser antinatalista no es ser antimadre o antiniños", recalca. 

"A pesar de que esta decisión pueda cambiar con el tiempo, uno de los motivos por los que ahora mismo no quiero ser madre es porque quiero desarrollarme a nivel profesional y personal hasta encontrar una estabilidad económica", asegura Miluzka Contreras, abogada y técnica de cooperación de 26 años, que también asegura haberse sentido juzgada y presionada. 

¿La no maternidad es un tema tabú?

El sacrificio personal también influye y "todo lo que supone tener un bebé, los cambios corporales, hormonales y psicológicos. Son factores que ahora mismo no me encuentro capaz de soportar", destaca Miluzka. 

El documental [m]otherhood, producido por SuicaFilms en coproducción con À Punt, hace un repaso a cómo se ha entendido socialmente la maternidad, cuáles son sus tabúes o mitos e incluso el arrepentimiento de las madres. Este, según Audrey García, es uno de los temas tabú más importantes. "La maternidad no ha sido como ellas se imaginaban, aunque adoren a sus hijos o hijas". 

Laura García Andreu, una de las directoras del documental, asegura que "existen muy pocos espacios seguros para cuestionar esta experiencia. El arrepentimiento se relaciona con no querer a los hijos o hijas, pero no es cierto. Se refiere al hecho de que no disfruten del rol ejercido de la maternidad". 

La idea del documental surgió de la propia experiencia otra de otra de sus directoras, Inés Peris Mestre, ya que "habiendo tomado hacía tiempo la decisión de no tener descendencia, empecé a dudar de mi propia decisión debido a la presión social. La sorpresa fue descubrir que mi experiencia era común a mujeres de todo el mundo". 

"Al descubrir durante la investigación que hay mujeres amenazadas violentamente por el hecho de hacer pública su decisión de no tener hijos hizo que viéramos más urgente y necesario este proyecto", añade.

¿La maternidad está idealizada? Desde el punto de vista de Laura García, lo está "tanto en el discurso general de la sociedad, como en la cultura popular, como en la publicidad o el cine. No pongo en duda que la maternidad sea maravillosa para muchas mujeres, pero no lo es para todas". 

Una realidad entre más mujeres

Este movimiento es una realidad en las mujeres españolas, tal y como corrobora el Estudio Mujer Actual de Ipsos sobre maternidad realizado en 2016. El principal motivo es que las mujeres "desean disponer de tiempo libre para disfrutar de su vida", de acuerdo con el 45% de las encuestadas con edad entre 15 y 24 años y el 32% de mujeres con edad superior a 35 años.

En el caso de Laura, su decisión fue completamente natural aunque "me han llegado a decir que qué esperaba de la vida si no quería ser madre, como si mi única función en el mundo fuera esa por el hecho de ser mujer".  Una de las claves para entender esto, según Audrey García, es que el peso de la maternidad o la no maternidad siempre recae sobre las mujeres. "Una mujer es igual de mujer si tiene descendencia o no".

"La sociedad no juzga en general del mismo modo a mujeres y hombres ante las mismas decisiones y formas de actuar, pero estos juicios son mucho más duros cuando hablamos de maternidad", insiste Inés. 

En este sentido, el auge del movimiento feminista y las alianzas entre mujeres de todo el mundo ha servido para normalizar situaciones que hasta ahora eran tabúes. "Obviamente hay una red de sororidad que se ha creado y que no había antes para normalizar ciertas cosas, aunque dentro del feminismo hay gente muy diferente y no es uniforme", concluye Audrey. 

Todas ellas defienden que la maternidad debe ser una decisión totalmente libre y nunca una obligación social, y es por donde hay que empezar a entender para normalizar esta situación y que deje de ser un tabú. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento