Patricia Wulf: "Plácido Domingo es un depredador y fue agresivo conmigo y otras mujeres"

La mezzosoprano Patricia Wulf.
La mezzosoprano Patricia Wulf.
EFE

La mezzosoprano Patricia Wulf, la primera mujer que denunció públicamente el acoso sexual que sufrió hace tres décadas por Plácido Domingo, lo tiene claro: el tenor español "es un depredador que ha hecho esto repetidamente", y asegura en una entrevista con Efe que "fue agresivo" con ella y con otras mujeres.

"¿Patricia, tienes que irte a casa esta noche?", recuerda como si fuera hoy la mezzosoprano, una de las 27 mujeres que, según el sindicato de artistas de EE.UU. (AGMA, por sus siglas en inglés), vivió en sus carnes el acoso de Domingo, quien la semana pasada aceptó "toda la responsabilidad" de sus acciones, pero luego rectificó y aseguró que "nunca" ha sido agresivo con nadie.

En una entrevista con Efe, Wulf rebate al cantante al afirmar que sí que fue agresivo con ella y con otras mujeres y asevera que "este es un hombre que ha hecho esto durante años y años".

"Cuando le conocí, fue como conocer a una persona que tiene un halo a su alrededor. ¿Sabes? En ese tiempo, puede que suene tonto, pero era casi como conocer a Dios", recuerda la artista. "Recuerdo haber recibido un beso en la mejilla. La siguiente vez que nos vimos, se acercó mucho más aquí (se señala cerca de la comisura de los labios). Y fue entonces cuando los besos comenzaron a acercarse más y su cuerpo se acercaba más con cada beso.

"Recuerdo sus continuos golpes en la puerta del camerino: 'Patricia, ¿Puedo entrar? ¿Puedo entrar?'. Lo hacía cuando el encargado de vestuario estaba en la habitación vistiéndome"

Empecé a pensar que eso era un poco extraño. Y luego, cuando estaba en la ópera de la Flauta Mágica, él era el director artístico. Yo interpretaba a la segunda dama. Cuando salía del escenario, yo me iba a la izquierda para marcharme. Siempre que él estaba en la ópera se colocaba en uno de los extremos del escenario. Me esperaba y venía hacía mí colocándose así de cerca y me preguntaba: '¿Patricia, tienes que irte a casa esta noche?' (Wulf usa su mano para situarla delante de su rostro e ilustrar lo cerca que supuestamente se colocaba Domingo).

"Esa fue la primera vez que pasó", desvela. "Recuerdo que estaba un poco conmocionada y desconcertada y, luego, instantáneamente, me di cuenta de lo que estaba pasando. Le dije: 'Sí, me tengo que ir (a casa)'. Me fui rodeándolo y me metí en mi camerino. Recuerdo sus continuos golpes en la puerta del camerino: 'Patricia, ¿Puedo entrar? ¿Puedo entrar?'. Lo hacía cuando el encargado de vestuario estaba en la habitación vistiéndome. Era perturbador", reconoce.

"Fue agresivo con la soprano Angela Turner Wilson, a la que manoseó, fue agresivo cuando no la dejó salir del camerino. Fue agresivo conmigo cuando se metía en mi espacio"

Así empezaron una serie de encontronazos con el tenor que, según ella, se repitieron "unas 15, 20 veces", algo que le pasó factura: "Fue muy duro, es decir, me lo traía a casa. Recuerdo que a menudo lloraba de camino a casa, pensando: '¿Por qué tengo que pasar por esto? ¿Qué hago? ¿A dónde voy?'. No tenía dónde ir, realmente no tenía dónde ir. Me encantaba mi papel, quería conseguir más papeles. Pero fue muy duro. Realmente me lo traía todo a casa. Mi familia me apoyó mucho y me ayudó a superarlo (...)".

"Este es un hombre que ha hecho esto durante años y años (...) Está mal. Fue agresivo. Fue agresivo con la soprano Angela Turner Wilson, a la que manoseó, fue agresivo cuando no la dejó salir del camerino. Fue agresivo conmigo cuando se metía en mi espacio (vuelve a colocarse la mano cerca de la cara para mostrar lo cerca que Domingo se ponía). Era agresivo cuando me hacía esa pregunta ("¿Patricia tienes que irte a casa esta noche?"), sabiendo que estoy casada", cuenta.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento