Domingo Buesa abre el ciclo 'El nacimiento del Reino de Aragón', de Fundación Ibercaja y Real Academia de la Historia

La ponencia del presidente de la Real Academia de Bellas Artes de San Luis, Domingo Buesa, titulada 'El nacimiento del Reino de Aragón', ha dado inicio al ciclo 'Aragón en la Historia de España', organizado por Fundación Ibercaja y la Real Academia de la Historia, junto a la Institución Fernando el Católico.

La sesión ha tenido lugar este lunes, 2 de marzo, en la sede de la Real Academia de la Historia, en Madrid, y es fruto del convenio suscrito el mes pasado por el que Fundación Ibercaja es el nuevo Protector de la Real Academia de la Historia, han informado ambas entidades en una nota de prensa.

La recuperación de la conciencia histórica es uno de los objetivos de este ciclo, que en su primera sesión ha contado con la presencia de la directora de la Real Academia, Carmen Iglesias, quien ha presentado a Domingo Buesa Conde, presidente de la Real Academia de Bellas Artes de San Luis y académico correspondiente por Huesca de la Real Academia de la Historia.

Carmen Iglesias ha subrayado la importante contribución de Aragón a la historia de España, algo que no hace sino poner de relieve la necesidad de aproximar a los tiempos actuales las llamadas "verdades de hecho", han apuntado las citadas fuentes.

Por su parte, el ponente ha relatado los primeros pasos que dio Aragón, antes de ser reino, en el siglo IX, cuando algunas familias musulmanas de las tierras aragonesas dejaron de someterse al emirato de Córdoba, para terminar apoyando a aquel que dominaba el norte: Carlomagno.

Según narró Buesa, el emperador "no tenía otra mira que hacerse con Aragón", por lo que decidió enviar a un grupo de condes a la zona pirenaica para controlar los movimientos de los ejércitos musulmanes. Fue así el modo en que empezaron a asentarse a nivel local los que entre los documentos árabes eran denominados como "guardianes de la frontera", hasta que la anexión fue definitiva.

PROGRESO DE ARAGÓN

Buesa expuso como el progreso de Aragón fue paulatino. Con Galindo I, uno de esos condes, se fundó el Monasterio de Siresa (Huesca), que llegó a convertirse no solo en lugar de culto, sino en importante núcleo económico y sociocultural.

El esplendor cultivado en Siresa terminó envolviendo a todo el territorio de Aragón, hasta alzar su prestigio fuera de sus fronteras. De hecho, ya en las crónicas de San Juan de la Peña comenzó a emplearse un nuevo concepto: los condes ya no firmaban como "condes en Aragón" sino como "condes de Aragón".

Esta simple construcción gramatical le confirió autoridad al Condado, además de notoriedad en el propio imaginario colectivo de la época. Según el relato cronológico ofrecido por Buesa, Aragón fue traspasándose linajes hasta que llegara Sancho Ramírez. Con él, el territorio dio un salto exponencial multinivel ya que decidió impulsar la zona fortaleciendo lugares considerados geoestratégicos, como el Somport.

Además, Sancho Ramiro convino que toda la iglesia de Aragón se alejara definitivamente de los ritos mozárabes, para adoptar la doctrina románica. Llegó el momento, tal como explicó Buesa, en el que todo, "girara en torno al Papa". Más allá de lo eclesiástico, Sancho Ramírez pasó a firmar sus documentos como "hijo del Rey", un modus operandi táctico gracias al que la propia historia le ubicó en sus relatos como "primer rey de Aragón".

Al fallecer, su hijo heredó su título, haciéndose llamar Pedro I. Nadie había llevado antes ese nombre, pero se entendió como una nueva manera de acercar Aragón al Papa de San Pedro. Con este rey, Aragón se consolidó como territorio y su sucesor, Alfonso I, quiso ampliarlo luchando en Tierra Santa contra los musulmanes.

Creía que "únicamente así lograría la salvación", dijo Buesa, acercando la gloria de Cristo a su Aragón. De su obcecación devendría su apodo, El Batallador. Sin embargo, la historia terminó considerando a Alfonso II como el primer y verdadero precursor de la Corona de Aragón. Con él se inició el que sería el gran legado aragonés.

CICLO

El ciclo 'Aragón en la historia de España' va a tener lugar en la sede de la Real Academia entre marzo y noviembre de este año y será clausurado por el presidente del Gobierno autonómico, Javier Lambán, con la conferencia titulada 'Aragón en España'.

El ciclo consta de seis conferencias, coordinadas por Domingo Buesa, presidente de la Real Academia de Bellas Artes de San Luis y patrono de Fundación Ibercaja.

A la de este lunes, le seguirá el 21 de abril, la intervención del académico de la Real Academia de la Historia y catedrático de Historia Medieval de la Universidad de Zaragoza, Ángel Sesma Muñoz, que hablará sobre 'Fernando el Católico. Corona de Aragón y Corona de España'.

El 18 de mayo, se ha programado 'Moral civil y literatura en la Ilustración aragonesa: Ignacio de Luzán', que correrá a cargo de la profesora emérita de la Universidad de Zaragoza y académica de la Real Academia de Bellas Artes de San Luis, Dolores Albiac.

El 16 de junio, el académico de la Real Academia de la Historia y expresidente de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación, José Antonio Escudero López, impartirá la ponencia 'El conde de Aranda y la Independencia de América'.

El 26 de octubre el catedrático emérito de Historia Contemporánea de la Universidad de Zaragoza y director de la Institución Fernando el Católico, Carlos Forcadell, hablará de 'La nación liberal y el pasado del reino de Aragón (1808-1868)' y, finalmente, el presidente del Gobierno de Aragón clausurará el ciclo el 24 de noviembre.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento