La Unión Europea agradece a Grecia que actúe como "escudo europeo" frente a los refugiados

Crisis de refugiados en la frontera grecoturca.
Crisis de refugiados en la frontera grecoturca.
EFE

Con el recuerdo todavía fresco de la última crisis migratoria de 2015, la prioridad absoluta de la Unión Europea (UE) es cerrar sus fronteras exteriores, hasta el punto de que los líderes europeos agradecieron este martes a Grecia que actuase como "escudo europeo" contra el flujo de refugiados. 

Los líderes de las instituciones europeas mostraron su total solidaridad y apoyo a Grecia desde el paso fronterizo de Kastaniés, a pocos metros de donde miles de refugiados sirios, empujados hasta allí por Turquía, han acudido para tratar de cruzar a territorio europeo.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, el del Consejo Europeo, Charles Michel, y el del Parlamento Europeo, David Sassoli se reunieron con el primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis, y sobrevolaron con helicóptero la frontera para tener una idea clara de la situación.

La mayoría de las personas que forman parte de esta ola de migrantes huyen del sangriento conflicto que se ha desatado en la provincia siria de Idlib tras la invasión turca.

"Mantener el orden"

"Nuestra primera prioridad es asegurarnos de que se mantenga el orden en la frontera exterior griega, que también es una frontera europea", declaró Von der Leyen poco después en una comparecencia sin preguntas. 

"La situación en nuestras fronteras no es solo una cuestión de Grecia. Es responsabilidad de Europa en su conjunto. Y lo manejaremos de manera ordenada con unidad, solidaridad y determinación", sostuvo.

La presidenta de la CE se mostró "totalmente comprometida a movilizar todo el apoyo operativo necesario" que requieran las autoridades de Grecia.

Von der Leyen anunció una ayuda de 700 millones de euros para Grecia para gestionar la crisis, 350 millones que serían de acceso inmediato y otros 350 millones en el futuro, así como recursos médicos y humanitarios del Mecanismo Europeo de Protección Civil. 

Además, avanzó un inminente fortalecimiento del dispositivo de Frontex en las fronteras griegas, con siete embarcaciones, un avión, dos helicópteros y un centenar de guardias fronterizos adicionales .

"Aquellos que buscan probar la unidad de Europa acabarán decepcionados", agregó, en un aparente mensaje a Ankara: "Los que intentan poner Europa a prueba acabarán desilusionados, porque la unidad prevalecerá".. 

Escasas críticas

Von der Leyen no expresó la más mínima crítica a la respuesta de las autoridades griegas para contener a los refugiados y se limitó a mostrar "compasión por los migrantes atraídos por falsas promesas y empujados a una situación desesperada".

Grecia ha suspendido por un mes el derecho a solicitar asilo, incumpliendo la legislación internacional, según Acnur, y ha anunciado maniobras militares con fuego real alrededor de la isla de Lesbos para dificultar la llegada de migrantes sirios.

Acnur, la agencia de la ONU para los refugiados, también ha denunciado las agresiones que han sufrido uno de sus empleados, varios miembros de ONG y periodistas en varias islas del Egeo, y ha pedido a Grecia que garantice la seguridad del personal humanitario.

Además, numerosas ONG han criticado el uso indiscriminado de pelotas de goma y gases lacrimógenos para contener a las personas que trataban de entrar en Grecia por vía terrestre, así como las maniobras de embarcaciones de guardacostas que podían hacer volcar las lanchas de los inmigrantes.

Charles Michel, aunque apoyó y agradeció los esfuerzos griegos para defender las fronteras europeas, lanzó la advertencia de que todas las medidas debían de cumplir con la normativa internacional y los derechos humanos, así como que es "crucial actuar de forma proporcional y mostrar respeto a la dignidad humana y a la normativa internacional".

Por su parte, el presidente de la Eurocámara insistió en que la UE debía acordar una política común sobre migración y asilo, y añadió que si los Estados miembros hubieran actuado según las sugerencias del PE, la crisis actual probablemente no existiría.

Grecia acusa a Turquía de tráfico de personas

Según el primer ministro griego, desde la madrugada del sábado hasta hoy las fuerzas fronterizas griegas han impedido que más de 24.000 personas atravesaran la frontera terrestre con Turquía. 

Mitsotakis aseguró que las fuerzas griegas actuaron con pleno respeto del derecho internacional y acusó a Ankara de haberse transformado "en traficante oficial de seres humanos"

Además, quiso responsabilizar a los refugiados y migrantes de las "consecuencias" si tratan de cruzar la frontera.

El Gobierno griego ha decidido deportar inmediatamente todos los que intenten entrar en el país, sin permitirles presentar ninguna demanda de asilo, y la Justicia ha empezado a imponer penas de cárcel a quienes cruzan la frontera de forma ilegal.

La suspensión de la tramitación de peticiones de asilo se defiende desde Atenas porque al tratarse de llegadas masivas, y no de entradas individuales, argumentan que no supone una violación de los tratados internacionales.

Después de tres días de alta tensión, la situación hoy en la frontera terrestre greco-turca es, según ha indicado una fuente policial griega, relativamente tranquila, aunque miles de personas siguen concentradas en el lado turco de la frontera.

En las islas de Egeo el viento fuerte ha reducido drásticamente las llegadas de botes con refugiados, lo que no excluye un nuevo repunte si el tiempo mejora en los próximos días.

En las jornadas anteriores varios centenares de refugiados consiguieron alcanzar las islas, a pesar de la intensificación de las patrullas de la Guardia Costera, de la Marina y de Frontex, que intentan disuadir los botes que vienen desde Turquía.

Otra medida disuasoria que adoptaron las autoridades griegas son las maniobras militares con municiones reales tanto a lo largo de la frontera terrestre, como en las costas de las islas de Egeo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento