El segundo banco hipotecario alemán Hypo Real Estate (HRE) vuelve a encontrarse ante el peligro de bancarrota tras retirarse el grupo de bancos privados de la operación de rescate acordada con el gobierno alemán.

Según informaciones de la segunda cadena de televisión pública "ZDF" no confirmadas oficialmente, se celebrará una nueva reunión para buscar posibles soluciones.

 

Confiamos en que todos son conscientes de la urgencia y seriedad de la situación

El mismo HRE había anunciado anoche
el fracaso de la operación; según señaló un portavoz de la entidad financiera, el grupo de bancos privados que se había comprometido a un crédito inmediato de 15.000 millones de euros había retirado su oferta.

El anuncio se produjo tan sólo horas después de que el dominical "Welt am Sonntag" adelantase una información, según la cual las necesidades del HRE para sobrevivir son mucho mayores que el paquete de rescate previsto.

La operación de ayuda preveía las mencionadas garantías de crédito por parte de la banca privada además de un segundo tramo de 20.000 millones de euros por parte del Estado hasta mediados de 2009.

Según un informe del Deutsche Bank citado por el dominical, el banco en crisis necesita en cambio hasta finales de año una inyección de unos 50.000 millones de euros, y por lo menos otros 70.000 hasta 100.000 millones hasta finales de 2009.

El HRE no quiso comentar estas cifras y se limitó a señalar que "confiamos en que todos son conscientes de la urgencia y seriedad de la situación".

El banco señaló que tiene previsto analizar alternativas y adelantó que el gobierno de Dublín ha dejado entrever que está dispuesto a analizar un paquete de ayuda a Depfa, la filial de HRE afincada en Irlanda y a la vez instituto que había desencadenado la crisis.

Hypo Real Estate había entrado en grandes dificultades de financiación porque su filial Depfa Bank no conseguía liquidez en el mercado interbancario a raíz de la crisis financiera internacional