El cara a cara entre el candidato demócrata a la vicepresidencia de EE UU, John Baiden, y la republicana, Sarah Palin, también se ha trasladado a otros escenarios, entre ellos, a los videojuegos.

Palin, vestida de guerrera y armada con un afilado palo de hockey que se convierte en escopeta, consigue abatir a Baiden, que aparece como un guerrero medieval con espada.

El juego permite también enfrentar a Obama, en versión samurai, o a su esposa, con el candidato republicano a la presidencia, John McCain, convertido en monje shaolin.