El presidente de Asaja Palencia, Alfonso Núñez, ha señalado que si la Consejería de Agricultura de la Junta no autoriza la quema controlada de rastrojos las pérdidas del campo en la provincia alcanzarán los 60 millones de euros. Considera que las circunstancias excepcionales como plagas, hongos y otras enfermedades deben permitir la medida solicitada.

La paja a la que no se le puede dar salida está creaando problemas fitosanitarios

La principal causa para pedir la quema es la abundancia excepcional de paja a la que es imposible dar salida, "porque no tiene aprovechamiento, y está provocando importantes problemas de carácter fitosanitario, explicó Núñez. Además, indicó que la acumulación de paja impide realizar las labores agrícolas, incrementa el gasto en gasóleo al dificultar el laboreo.

Igualmente, ha crecido el gasto en fitosanitarios y herbicidas y se están retrasando las sementeras, "lo que bligará a aumentar la superficie de barbecho, provocando todo ello una menor producción en la próxima campaña", tal y como puso de manifiesto el dirigente agrario en una reunión con el delegado de la Junta, José María Hernández, y técnicos de Agricultura y Medio Ambiente.

Problemas en las zonas de cultivo 

La reunión mantenidaayer en la Delegación Territorial de la Junta sirvió igualmente para que el presidente de la organización agraria plante otra reivindicación, basada en la solución a los problemas que provocan venados y corzos en las tierras de cultivo de la zona de La Peña.

Le piden a la Junta que se hagan cargo de los daños originados por corzos y venados

La reducción del número de animales, la implantación de cercas, las actuaciones sobre la gestión de la reserva de caza y el pago de los daños provocados por los animales son las peticiones presentadas por Asaja. 

En cuanto al problema de la lengua azul, Asaja ha solicitado que se agilice la campaña de vacunación con el fin de que toda la cabaña esté inmunizada en el menor plazo de tiempo posible y de esta forma, poner fin a las restricciones impuestas al movimiento de animales. Para ello se considera, si es necesario, que se refuercen los equipos veterinarios que se encargan de las vacunas.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE PALENCIA