Los dueños del inmueble del bar de Chen, el apodado 'chino franquista', niegan que lo echen del local por motivo ideológico

  • El conocido como 'chino franquista',  abrirá otro bar con el nombre Una Grande Libre. 
  • La mujer de Chen cuenta que los propietarios "piden 5.000 euros al mes" para renovarles el contrato.
  • ​"Evidentemente, no deja el local por razones ideológicas", niega una portavoz de la empresa propietaria del inmueble. 
Bar La Oliva, en el barrio de Usera, Madrid.
Bar La Oliva, en el barrio de Usera, Madrid.
Facebook / Bar La Oliva

Chen Xiangwei, más conocido como 'el chino franquista', es el regente del bar La Oliva, ubicado en la calle de Antonio López del barrio de Usera, en Madrid. Este local es famoso por su decoración con simbología franquista.

Sin embargo, este local tiene los días contados, ya que fuentes del local aseguran a 20miuntos que el contrato de alquiler que tienen con la empresa propietaria del edificio "finaliza el 31 de marzo". 

Ante la pregunta de si sería posible renegociar las condiciones del contrato, la mujer de Chen cuenta que "lo ve difícil", ya que los propietarios del inmueble les quieren subir el alquiler a "5.000 euros al mes". 

Además, en declaraciones al periódico El Confidencial, Chen asegura que hay motivos ideológicos en la negativa por parte de la sociedad arrendadora: "Me han dicho dos veces que no me renuevan el contrato porque no quieren fachas en su edificio". 

Desde Soluciones Sila SL, la empresa propietaria del edificio donde se encuentra el local que tiene alquilado Chen, son contundentes en su respuesta: "Evidentemente, no deja el local por razones ideológicas", aseguran a 20miuntos

Sin embargo, no dan más explicaciones sobre los motivos por los que no seguirán alquilando este local: "La relación contractual es privada entre arrendatario y arrendador". Sobre la finalización del contrato actual, vuelven a incidir: "El contrato no se acaba por razones ideológicas". 

Chen y su mujer han encontrado solución al cierre de su negocio, ya que han alquilado otro local en el mismo barrio para abrir otro bar que se llamará Una Grande Libre. 

Chen, que tiene un hijo pequeño al que ha puesto el nombre del dictador, protagonizó un curioso momento cuando se llevó a cabo la exhumación de Franco, ya que no dudó en acudir a Mingorrubio para despedir al dictador, portando un ramo de rosas rojas y amarillas y varios calendarios de su propio bar con fotos del dictador y donde se podía leer: "El valle no se anula, la historia no se manipula, los héroes siempre brillan". 

También se dejaba ver como un firme defensor y admirador del caudillo en un vídeo grabado en su propio bar en el que reconocía: "Franco hizo mucho por España. Cuando estaba Franco, España era más fuerte que hoy en día". 

Entre los logros del franquismo, Chen destaca la creación de la Seguridad Social, la construcción de los pantanos y las carreteras y, cómo no, el Valle de los Caídos, monumento que describe como "la mejor obra de España".

El chino fan de Franco
Mostrar comentarios

Códigos Descuento