ERC "facilitará" en el Congreso la aprobación del techo de gasto, clave para los Presupuestos de Sánchez

El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián.
El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián.
MARISCAL / EFE
El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián.
ATLAS

El Pleno del Congreso examina este jueves la nueva senda de estabilidad presupuestaria, acuerdo del Gobierno que se publica junto al límite de gasto, conocido comúnmente como techo de gasto, y que precede a la tramitación de los Presupuestos Generales del Estado. Las cuentas presentadas por el Gobierno de Pedro Sánchez han contado con el apoyo de "último minuto" de ERC, que con ello da "una oportunidad a la mesa de negociación" sobre Cataluña.

Para sacar adelante la votación y someter la senda a una nueva votación en el Senado, el Gobierno de Pedro Sánchez cuenta ya, además de PSOE y Unidas Podemos, con los votos del PNV, Más País, Compromís, Nueva Canarias y Coalición Canaria, lo que suma 166 votos.

Ante el rechazo de PP, Vox y Ciudadanos, contrarios a establecer un mayor margen de déficit como ofrece el Ejecutivo, El Gobierno ha buscado la complicidad de formaciones independentistas, como Esquerra Republicana y Junts per Catalunya, para atraerlos, al menos, a la abstención.

Tanto ERC como Junts pospusieron la decisión sobre su sentido del voto a la reunión de este miércoles entre el Gobierno y la Generalitat de Cataluña, primer encuentro de la mesa de negociación acordada entre ERC y el PSOE para facilitar con la abstención la investidura de Pedro Sánchez.

El portavoz de los republicanos en el Congreso, Gabriel Rufián, aseguró que la decisión se tomaría "en el último minuto". 

Apoyo a la mesa de diálogo

Durante el debate del techo de gasto, el diputado por ERC Joan Margall Sastre ha confirmado que la formación republicana apoyaría al Ejecutivo, no tanto por apoyar los Presupuestos de Sánchez, sino para dar "una oportunidad a la mesa de negociación".

"No nos gusta su techo de gasto ni su senda de déficit" ha dicho Margall a la ministra, al tiempo que le ha reclamado los 400 millones de euros que, en su opinión, el Estado debe a Cataluña por el cambio del sistema de liquidación del IVA en 2017. 

Sin embargo, ha valorado que el Gobierno "está cumpliendo" con los compromisos adquiridos, en referencia al encuentro celebrado entre el Ejecutivo y la Generalitat, que constituye junto a las elecciones la "principal herramienta democrática con la que resolver el conflicto" catalán.

"La mesa de negociación es. junto con las urnas, la principal herramienta de la democracia con la que se debe resolver el conflicto político", ha dicho Margall.

El diputado ha defendido que el "conflicto catalán" debe resolverse con diálogo y negociación. "Hoy, con nuestro voto, les damos un margen de confianza". Margall no ha aclarado si la formación republicana simplemente se abstendrá o votará a favor.

La propia ministra de Hacienda ha señalado que asume que, tanto para aprobar unas nuevas cuentas como la senda de déficit "depende de los ritmos del resto de formaciones", y ha afirmado tener "gran confianza" de que ERC y Junts "entienda que, para hacer posible que continúe el diálogo, este Gobierno tiene que tener estabilidad", y para ello los Presupuestos son "el principal instrumento".

Dos fracasos anteriores

Es la tercera vez que la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, defienda ante el Pleno del Congreso una senda de estabilidad, y la primera con posibilidades de salir adelante sin el concurso del PP.

Y es que dos veces ha defendido Montero la actualización de la última senda de estabilidad aprobada por Cristóbal Montoro: la primera, en julio de 2018 fracasó por falta de apoyos en el Congreso, y la segunda, antes de presentar sus Presupuestos de 2019 (también fallidos), decayó en el Senado por la mayoría absoluta 'popular', habiendo, eso sí, superado la votación en la Cámara Baja.

En la senda de estabilidad aprobada por el Gobierno en el Consejo de Ministros del pasado 11 de febrero, el Gobierno flexibilizó los objetivos de déficit, y elevó el margen de desfase de las cuentas públicas hasta el 1,8% del PIB en 2018, del 1,5% en 2021, del 1,2% de 2020 y del 0,9% en 2023.

La senda deberá ser refrendada primero por el Congreso y después por el Senado, donde esta vez sí el Gobierno puede obtener una mayoría simple si logra el beneplácito de los grupos que permitieron la investidura de Pedro Sánchez.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento