Las protestas en la Meridiana se alargarán tres semanas: la ANC comunica la ampliación a Interior

  • La ANC ha comunicado a Interior este miércoles su intención de seguir con la protesta, que se está enconando, como mínimo hasta el próximo 18 de marzo. 
Sanitaris per la República atendiendo a un hombre agredido en la protesta soberanista de la Meridiana.
Sanitaris per la República atendiendo a un hombre agredido en la protesta soberanista de la Meridiana.
TWITTER @Anantpeldret

El próximo sábado 28 de febrero expiraba la comunicación a Interior de la concentración soberanista en Meridiana a la altura de Fabra i Puig, que se alarga 135 días, un trámite que hizo la Assemblea Nacional Catalana (ANC) en calidad de cobertura legal a los miembros del movimiento convocantes, Meridiana Resisteix. 

La ANC volvía a comunicar este miércoles a Interior la continuidad del corte e Interior ha indicado que no hay informes de los Mossos d'Esquadra contra esta protesta por motivos de seguridad. 

De este modo, prosigue una manifestación que el pasado martes registró una agresión física a uno de los asistentes. Los Sanitaris per la República tuvieron que atender a uno de los congregados por el movimiento Meridiana Resisteix por golpes en la cara y en los brazos. Los Mossos procedieron a identificar al asaltante. 

Esa misma noche hubo un segundo intento de atropello a los concentrados, esta vez por parte de un motorista que no fue parado por la Guardia Urbana. Como medida de rechazo a lo sucedido, se convocaba una cacerolada. 

El lunes pasado hubo otro intento de envestida, en aquella ocasión por parte de un conductor que dio positivo en la prueba de alcoholemia y que fue arrestado el pasado martes. El domingo 16 de febrero, los Mossos d'Esquadra lograron contener la marcha soberanista y otra de signo contrario (ultra) que se congregó frente a la primera sin que se llegarna a producir incidentes. 

Pero lo cierto es que sube la temperatura en esta concentración, especialmente tras las quejas públicas del teniente de alcalde de Seguridad del Ayuntamiento de Barcelona, Albert Batlle, y del primer teniente de alcalde, Jaume Collboni, que apremiaron el pasado 19 de febrero al conseller d'Interior, Miquel Buch, a cesar estos cortes "por razones de seguridad" y por las afectaciones y pérdidas económicas que están acumulando desde hacer cuatro meses los comerciantes del Eix Fabra i Puig. 

Interior insiste en que no puede intervenir 

Tras presentar cuatro informes de la Guardia Urbana que desaconsejan la continuidad de esta protesta, Interior insistió el pasado día 20 en que "solo se podrá intervenir si hay un riesgo para las personas o para los bienes". El propio conseller Buch indicaba que, de momento, "no existen tales elementos de riesgo". 

Todos estos movimientos han desembocado en un enquistamiento de la situación, que lleva más de cuatro meses alterando el tráfico y el comercio de una de las principales vías de entrada y de salida de la capital. 

Más que una protesta, un símbolo de resistencia 

Esta protesta se ha ido convirtiendo, mes tras mes, en una especie de símbolo de resistencia del soberanismo frente a las condenas impuestas a los líderes del procés, el motivo que provocó el inicio de esta manifestación. 

Jaume, vecino de la Meridiana, y uno de los indignados, asegura que quieren transmitir claramente la idea de "No pasarán" y que le mueve que "llevemos 80 años de dictadura franquista". 

La CUP de Sant Andreu ha hecho este miércoles una llamada a formar parte de Meridiana Resisteix para preservar "el derecho a la manifestación, la libertad de expresión, romper la falsa normalidad y mostrar la solidaridad con presos y represaliados". 

En el otro lado se encuentran los comerciantes, unos 60 solo en el tramo de la calle Fabra i Puig, que arrastran pérdidas de entre el 20% y el 40% de la facturación por los cortes. 

Aviso de la "extrema tensión" en Meridiana

Jordi Navarro, el presidente del eje, asegura que en su caso personal (tiene tres restaurantes en la zona, uno de ellos, una hamburguesería en 'primera línea de fuego' de la protesta) no ha contratado este mes a los seis empleados de refuerzo que cada año incorpora a su plantilla para afrontar el inicio de la temporada media-alta. 

El Foro Barcelona Segura, integrado por profesores y expertos en seguridad ciudadana, advierte de la "extrema tensión" que está provocando el corte diario de la Meridiana. Y expresa que, tras los diversos conatos de enfrentamientos entre manifestantes y otros ciudadanos, "la libertad de expresión y manifestación es un derecho constitucional que a ningún ciudadano se le puede negar" pero que la "libertad individual acaba donde empieza la del prójimo". 

Comparte la posición expresada por el Ayuntamiento de Barcelona y asegura que "este derecho de manifestación se puede realizar sin acometer más perjuicios al resto de ciudadanos y sin cortes del tráfico rodado. Hay espacio público suficiente en la zona para expresar sus reivindicaciones sin perjudicar al resto de ciudadanos".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento