María José, en 'First dates': "No me gustan los pijos, prefiero los chulos y canis de barrio"

  • "Me ha dicho que mi tatuaje le parece un chocho, no sé de donde se lo ha sacado", afirmó la joven.
  • "En el terreno amoroso me gusta ser muy tierno y en las chicas me fijo en lo de dentro", señaló David, su cita.
María José, en 'First dates'.
María José, en 'First dates'.
MEDIASET

Nada más entrar en el restaurante de First dates, María José no pudo evitar dejar escapar un "que feo" al ver a David, su cita en el programa de Cuatro. Al cruzar la puerta le preguntó a Lidia Torrent: "¿Ese es el mío? Me parece muy pijo", afirmó la valenciana.

La camarera le dijo que "nunca se sabe, no hay que sacar conclusiones de la primera impresión", pero la joven insistió que "mi problema con ellos es que no me gustan, prefiero los chicos chulos, un cani de barrio, no tan de pueblo".

La valenciana se definió como "una chavala con mucho carácter, muy orgullosa, cabezona... me gusta que mi pareja me lo ponga difícil porque yo también lo soy".

David, su cita, llegó ataviado con una camisa blanca, unos pantalones negros y unas zapatillas amarillas que no dejaron indiferente a María José. Aparte de su vestuario, el camarero señaló: "Me defino como una persona abierta de mente, alegre, divertido...".

"Tengo mis bases hechas con el gimnasio, leer, escribir, que me gusta mucho. En el terreno amoroso me gusta ser muy tierno y en las chicas me fijo en lo de dentro, no en su físico", añadió.

Al conocerse en la barra de First dates, la valenciana afirmó que "necesito alguien como yo, que vaya en chándal, no con camisa y vaqueros apretados". Mientras que David comentó que "según la he visto entrar, si es de Valencia, es el prototipo de choni auténtica".

En la cena, siguieron con el debate 'pijos y chonis', sus diferentes estilos de vestir... Pero en un momento de la velada, María José reconoció que David era "un chico educado, simpático, interesante, me tenía que sacar temas de conversación porque a mí no me salían. No es feo, pero es pijo".

Pero la joven siguió enrocada en el mismo tema, llegando a calificar a la comida como "pija, de tamaños muy pequeños. Yo soy más de ir a un Foster Hollywood y llenarme la tripa, pero estaba bueno [pidió espaguetis con tomate]".

El tatuaje de la discordia

Otro de los momentos curiosos de la velada fue cuando el camarero le preguntó a su cita si tenía algún tatuaje, ella le dijo que sí, y le enseñó su muñeca derecha donde llevaba una que "representa a mi madre, a mi hermana y a mí. Aunque todo el mundo me dice que parece un cohete".

David, por su parte le comentó: "Te vas a reír, me parecía una vagina súper bonita, con los labios y el clítoris". La valenciana le contestó que "me ha dicho que mi tatuaje le parece un chocho, no sé de donde se lo ha sacado".

El tatuaje de María José, en 'First dates'.
El tatuaje de María José, en 'First dates'.
MEDIASET

Al final, María José no quiso tener una segunda cita con David porque "he visto que es todo lo contrario a mí". El valenciano, por su parte, tampoco quiso volver a quedar porque "pienso igual, no veo que esto vaya a funcionar".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento