Vélez promete seguir mejorando la seguridad de la provincia como jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Toledo

El coronel Francisco Javier Vélez, que desde este martes es el nuevo jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Toledo, ha comprometido "lealtad, ilusión, espíritu de servicio y sacrificio", para "seguir mejorando la seguridad de los ciudadanos de la provincia y atendiendo a sus demandas y necesidades".
El coronel Francisco Javier Vélez toma posesión como jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Toledo.
El coronel Francisco Javier Vélez toma posesión como jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Toledo.
DELEGACIÓN DEL GOBIERNO

Así lo ha indicado Vélez, en su toma de posesión, en la que también ha avanzado su intención de mantener una línea "continuista" con sus predecesores en el cargo, "aunque continuismo no suponga conformismo, pues la propia evolución de los retos y amenazas para la seguridad exige una permanente flexibilidad", ha añadido.

Es por ello que, con estos principios, se ha propuesto seguir mejorando la seguridad de los ciudadanos atendiendo sus demandas y necesidades, luchando contra los delitos más violentos contra el patrimonio y las personas, incluida la ciberdelincuencia, así como seguir prestando a los ciudadanos todo el auxilio que necesiten, "sobre todo ante los colectivos de riesgo como son los menores y las víctimas de violencia de genero".

Impulsar la cooperación con otros cuerpos de seguridad, como la Policía Nacional o Local, los representantes de la seguridad privada y las fuerzas armadas en la provincia, y potenciar las relaciones con la sociedad civil toledana son otros de sus propósitos.

"No existen fórmulas mágicas para afrontar estos retos, pero estoy convencido de que no se pueden alcanzar sin contar con el compromiso, la dedicación y el esfuerzo personal de todos los agentes de la Comandancia. Vosotros y vuestras familias sois mi primera prioridad como jefe de esta Comandancia", ha añadido Vélez, que también ha tenido palabras de recuerdo para todos los guardias civiles fallecidos en actos de servicio y en atentados terroristas.

TOLEDO, PROVINCIA "COMPLEJA"

Luego de asegurar que la Guardia Civil "es una de las instituciones más valoradas por los españoles porque ha sabido conjugar los valores, principios, tradiciones y virtudes fundacionales que impregnó al cuerpo el Duque de Ahumada con la adaptación a los retos y amenaza a la seguridad del siglo XXI", ha dicho asumir el mando siendo consciente de la "compleja pero apasionante labor que se desarrolla en una extensa provincia como la toledana".

"Se caracteriza por su proximidad a Madrid y por ser eminentemente rural y estar castigada por la despoblación, aunque un desarrollo industrial exponencial ha impulsado la aparición de poblaciones semiurbanas con grandes contrates", ha matizado.

Vélez ha recordado que desde 1844, cuando se creó un primer escuadrón, la Guardia Civil se despliega a lo largo de 203 municipios de los 205 de la provincia. "Esto supone que somos responsables de la seguridad ciudadana del 97,28% del territorio, en donde reside el 75,67% de su población con una plantilla de más 1.500 hombres y mujeres".

Dicho esto, ha defendido que la tasa de criminalidad en la demarcación responsable de la Guardia Civil fue de 35 infracciones penales por cada 1.000 habitantes en 2019, lejos de las tasas de Madrid, Valencia o Sevilla y 12 puntos por debajo de la nacional.

"Pero los retos de seguridad pública a los que nos enfrentamos son cada vez más exigentes teniendo en cuenta la creciente violencia empleada por las bandas criminales y los nuevos 'modus operandi' de las nuevas tecnologías, pues esta Comandancia aborda el 48 por ciento del total de las infracciones penales que se producen en toda Castilla-La Mancha, lo que la convierte en elemento fundamental para evaluar la situación de seguridad publica en esta región", ha precisado.

"Uno de los mayores retos no es solo mejorar los niveles objetivos y subjetivos de seguridad, sino conservar el más preciado legado que heredo: el inmenso cariño, respeto y consideración que la sociedad toledana y sus instituciones profesan a la Guardia Civil de Toledo, fruto del sus excelentes profesionales", ha concluido el nuevo jefe de la Comandancia.

Mientras, el teniente general Fernando Santa Fe, que también ha asistido a la toma de posesión que ha congregado a buena parte de la sociedad civil toledana, se ha mostrado confiado en que como mando experto y con más de 25 años de servicio favorecerá, "con la entrega de todos los agentes de la provincia" un entorno más seguro.

Dicho esto, ha defendido que sus esfuerzos han de centrarse en luchar contra todo tipo de criminalidad en colaboración con los servicios de las diferentes administraciones, sobre todo con las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.

GARANTIZAR LA SEGURIDAD

De su lado, el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Francisco Tierraseca, en declaraciones posteriores a los medios ha indicado que con las tomas de posesión de los jefes de Comandancia de Toledo y Ciudad Real, a la que se añadirá la próxima semana la del general de División, Francisco Esteban Pérez, como jefe de la Segunda Zona de la Guardia Civil en Castilla-La Mancha, se acaba con la "provisionalidad" de estos cargos a fin "garantizar la seguridad de la población y los bienes de la región".

Tierraseca, que ha recordado que Castilla-La Mancha es "una de las regiones más seguras de España", pues la tasa de criminalidad es de 37,4 delitos por cada 1.000 habitantes, 12 puntos debajo de la media nacional, ha añadido que el tipo de delitos que se acometen en la comunidad se ajustan también a la media nacional, con un aumento espectacular de los realizados a través de Internet, que representan el 16 por ciento de los delitos acometidos en la región.

"Se observa un aumento de delitos relacionados con los malos tratos, contra la integridad sexual y la libertad de las personas, y este es uno de los delitos que más preocupan pues están relacionados con la protección de las personas", ha precisado.

Dicho esto, ha tildado de "buena noticia" la tendencia a la baja de los delitos contra la propiedad, sobre todo los robos en domicilio y los robos con fuerza en los establecimientos comerciales. "Se trata de objetivos que nos habíamos planteado y que animan a seguir trabajando", ha apuntado.

Por último, ha finalizado destacando que se haya roto la tendencia de los últimos siete años en cuanto a descenso de efectivos presentes en la región, pues si entre 2007 y 2018 se redujeron en un 8% "en 2019 han aumentado un 4% y en Castilla-La Mancha hay unos 6.500 efectivos de Guardia Civil y de Policía Nacional, gracias a la apuesta por la Oferta de Empleo Publico que ha realizado el Gobierno, con más de 5.000 efectivos", ha dicho.

"Esto tiene que proseguir para que poco a poco se consolide una tasa de reposición del 130%, esto es, que por cada 10 jubilaciones se repondrán 13", ha concluido destacando Tierraseca.

NUEVO CUARTEL

En esta toma de posesión también ha estado presenta la alcaldesa, Milagros Tolón, que ha comprometido la colaboración del Ayuntamiento con el Instituto Armado, asegurando que la relación será buena como lo fue, con su antecesor.

También ha señalado que contarán con el apoyo del Gobierno municipal en cuanto a la mejora de las infraestructuras en las que ejercen su labor. "Estamos empeñados en sacar adelante el nuevo cuartel de la Guardia Civil con la unidad de criterios de las tres administraciones, Ministerio del Interior, Junta de Comunidades y Ayuntamiento, junto a la Benemérita. Es un paso adelante que la ciudad de Toledo no puede perder", ha sentenciado.

En términos parecidos se ha expresado el presidente de la Diputación de Toledo, Álvaro Gutiérrez, que ha ofrecido al nuevo responsable de la Guardia Civil en la Comandancia de Toledo, "la colaboración institucional de la Diputación Provincial".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento