Fernández cree que no hay nada que celebrar en CyL porque los problemas "son los mismos" y "no hay timón"

El procurador y secretario regional de Podemos, Pablo Fernández, ha aseverado que a pesar de que este martes se conmemora el 37 aniversario de la promulgación del Estatuto de Autonomía "no hay nada que celebrar" en Castilla y León porque los problemas "siguen siendo los mismos" y no hay "nadie al mando, al timón, al volante" de la Comunidad.

Así lo ha manifestado Fernández, en declaraciones recogidas por Europa Press, al término del acto institucional de entrega de la Medalla de Oro de las Cortes, que en esta ocasión ha recaído en las once entidades que forman parte del Comité Autonómico de Atención a las Personas con Discapacidad (Cermi), de quien ha reconocido "su labor y extraordinario trabajo".

A pesar de la efeméride, Pablo Fernández ha explicado que hay "poco" que celebrar en Castilla y León porque "a día de hoy" es la Comunidad que más habitantes pierde, la que más autónomos "destruye" y está abocada "a la precariedad y a la pobreza con un Gobierno de coalición que está desnortado".

Asimismo, el líder de Podemos en la Comunidad se ha referido a la "paradoja" del gobierno autonómico de coalición, ya que a pesar de estar formado por dos partidos "no hay presidente ni vicepresidente, no hay nadie al mando, al timón, al volante de Castilla y León".

Al respecto, ha explicado que el presidente está "más preocupado en hacerse fotos y en repetir los papeles de sus asesores le escriben" lo que le ha llevado a convertirse "en un muñeco de guiñol con el mismo discurso, hable de lo que hable", lo que para, Pablo Fernández "ha demostrado que no tiene preparación ni capacidad" para aceptar la presidencia de la Junta.

Y por su parte, el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, "está más ocupado en los juegos de trono de su partido y en el barro de Cs, en una suerte de street fighter" que se pudo ver en el encuentro que mantuvo con Inés Arrimadas, que en sus labores de vicepresidente.

A pesar de ello, Fernández cree que Castilla y León "tiene futuro" y sólo restan tres "de travesía por el desierto" para que llegue un "gobierno progresista" aunque mientras tanto, Podemos se dedicará a hacer su labor de "oposición propositiva" y trabajar "en articular un gobierno distinto y diferente que haga que los 25 de febrero sean día de celebración y fiesta" porque los ciudadanos viven mejor y se pueden quedar en su tierra "porque tiene oportunidades".

"La problemática sigue siendo la misma, el deterioro lacerante de los servicios públicos es incesante, la precariedad laboral y la desigualdad salarial y laboral es insoportable", ha afirmado Pablo Fernández, para quien la única buena noticia del día es que el Ejecutivo central de PSOE y Podemos "va a corregir la lagunas, carencias y deficiencias de la Junta" como lo demuestra el paquete de medidas aprobadas en el Consejo de Ministros de apoyo al campo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento