El Congreso volverá a vestirse de morado el 8-M pese al rechazo de Vox

  • La Cámara aprueba iluminar su fachada de morado, colgar lazos y organizar una exposición para el Día de la Mujer.
  • Vox habría mostrado sus "reticencias" en la Mesa argumentando que se viola la "neutralidad" del Congreso.
El Congreso, iluminado de morado en 2019.
El Congreso, iluminado de morado en 2019.
CONGRESO

El Congreso de los Diputados volverá a iluminarse de morado y a colgar un lazo del mismo color para conmemorar el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer. Y lo hará pese al rechazo expresado por Vox en la Mesa de la Cámara, el órgano que tomó este martes la decisión tanto de exhibir esos símbolos como de organizar otros actos de celebración de la jornada. 

Entre el 1 y el 9 de marzo, la fachada del Congreso estará iluminada de color morado, y además se colocarán dos grandes pancartas con el lazo violeta y el lema “8 de marzo, Día Internacional de la Mujer” a ambos lados de la Puerta de los Leones. Cuando finalice esa iluminación especial, el día 9 de marzo, se pondrá en marcha una exposición en el Congreso sobre la presencia y la participación de las mujeres en el parlamentarismo español a lo largo de la historia.

Dicha muestra permanecerá abierta hasta el 21 de marzo, y no es el único evento cultural que la Cámara Baja prepara para conmemorar el 8-M. El 4 de marzo tendrá lugar el acto de entrega del II premio Josefina Carabias de periodismo parlamentario, un galardón que rinde homenaje a la primera mujer que se dedicó profesionalmente al periodismo político. Y está previsto preparar un vídeo conmemorativo del Día de la Mujer para su difusión a través de las redes sociales.

Tal y como confirman fuentes parlamentarias, estas iniciativas han salido adelante pese a las "reticencias" del único representante de Vox en la Mesa, donde PSOE y Unidas Podemos cuentan con mayoría. Tanto los seis representantes de la izquierda como los dos del PP se han mostrado favorables a estas medidas, pero fuentes conocedoras de la reunión afirman que el diputado de la extrema derecha Ignacio Gil Lázaro expresó sus reservas ante lo que considera una violación de la "neutralidad" del Congreso.

La decisión de la Mesa de mantener los símbolos conmemorativos del 8-M continúa la tradición establecida desde hace unos años. Además de teñirse de morado, la Cámara Baja ha celebrado en los últimos años coloquios, charlas o exposiciones para celebrar el Día Internacional de la Mujer. Y el rechazo de Vox no es nuevo: la formación ya ha torpedeado a nivel municipal y autonómico varios intentos de realizar declaraciones institucionales con motivo del 8-M.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento