Canarias intenta volver a la normalidad tras verse azotada por el fuego y por una tormenta de arena en pleno carnaval

Episodio de calima en la isla de Gran Canaria
Episodio de calima en la isla de Gran Canaria
EUROPA PRESS

En plena semana carnavalera, Canarias ha sido noticia no solo por sus fiestas, sino por la tormenta de arena que ha obligado en los últimos días a interrumpir la actividad aérea y por varios incendios. Este martes, por fin, parece que la situación mejora en el archipiélago.

La operativa de los aeropuertos canarios ha vuelto a la normalidad tras la tormenta de viento y arena que provocó que solo en Gran Canaria se cancelaran este domingo 289 vuelos y se desviaran 27, situación que afectó a entre 12.000 y 14.000 personas. Este martes, festivo en Canarias por el Carnaval y jornada en la que no hay actividad escolar por el peligro que aún entraña la inhalación de calima, este y el resto de aeródromos de las islas operan sin incidencias.

Durante esta jornada festiva en el archipiélago está previsto que los ocho aeropuertos ubicados en las distintas islas de Canarias operen 1.197 vuelos, entre llegadas y salidas.

Dada la evolución favorable de este adverso episodio meteorológico que ha afectado a las islas en los últimos días, cuando se han registrado al mismo tiempo fuertes vientos, una densa calima, un ascenso de temperaturas y un mal estado de la mar, el Gobierno canario dio por finalizada este lunes la situación de alerta, que ha pasado a prealerta.

Los hidroaviones comienzan a operar en el fuego de Tasarte

En cuanto al fuego desatado en Gran Canaria, los dos hidroaviones Canadair enviados este lunes por el Gobierno central ante el incendio que sigue activo en el suroeste de esta isla, comenzarán a descargar agua en breves instantes, sumándose así al operativo que desde hace días trabaja desde tierra para sofocarlo.

Así lo ha confirmado en Twitter el Cabildo de Gran Canaria, que ha informado también de que este fuego, que comenzó en la tarde del sábado en los altos del pueblo de Tasarte, en el municipio grancanario de La Aldea de San Nicolás, ha avanzado lento durante este noche.

El coordinador de Emergencias de la institución insular, Federico Grillo, ha precisado que el frente de este fuego que bajaba durante la noche hacia el barranco de La Aldea, la presa de Siberio y la zona norte de la reserva natural de Inagua, refugio del pinzón azul, ave en peligro de extinción, se encuentra muy fragmentado y con una llama muy pequeña que discurre, además, sobre zonas rocosas.

Durante esta jornada se prevé que el refuerzo de los medios aéreos que se incorporarán al dispositivo, una vez que han amainado los vientos y se ha disipado la calima, permita empezar a controlar todos los focos que siguen activos. "Esperamos dar buenas noticias durante el día de hoy", ha dicho Grillo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento