Sebastián, en 'First dates': "No soy de esos tíos a los que te empotrarías nada más verlos"

  • "Me gusta sentir el placer que te da el tener el poder y el mando en una relación sexual", afirmó.
  • "voy a quedar como un cateto, con lo que me gusta a mí la finura", señaló el malagueño.
Sebastián, en 'First dates'.
Sebastián, durante su cita en 'First dates'.
MEDIASET

Sincero y consciente de sus limitaciones. Así acudió Sebastián a First dates este lunes, sabiendo que tendría que utilizar todas sus armas para conquistar a su cita en el programa de Cuatro.

"La percha no es de los tíos que ves entrar por la puerta y vas diciendo que pedazo de tío, es que a este me lo empotraba. No soy ese tipo de persona, soy más de que se me vaya cogiendo confianza poquito a poco", afirmó el malagueño.

Lidia Torrent fue la encargada de recibirle: "Quiero saber cómo te ha ido en el amor", le preguntó. "Mi última relación duró cerca de cuatro años con una chica e Madrid, pero la distancia...", recordó el cajero.

Eso sí, reconoció que "me gusta ser dominante, aunque me digan que no me pega. Para mí la dominación es como una actitud dentro del sexo y me gusta sentir el placer que te da el tener el poder y el mando en una relación sexual".

Su cita fue Patricia, también llegada de Málaga: "Me dedico mucho a mi hijo y como que he olvidado un poco el ser mujer, conocer a alguien y que me haga feliz", señaló en su presentación.

Tras conocerse, se fueron hacia la mesa para comenzar a cenar. Uno de los momentos más curiososde la velada fue cuando Sebastián intentó comerse los espaguetis con la cuchara: "No estoy acostumbrado a la pasta", se excusó el malagueño.

Sebastián y Patricia, en 'First dates'.
Sebastián y Patricia, en 'First dates'.
MEDIASET

"No me he querido reír delante de él, pero no se podía comer los espaguetis con la cuchara", comentó Patricia mientras le indicaba que "lo mismo te es más fácil con el tenedor...".

Sebastián admitió que eran "los nervios de la primera cita", y añadió que "voy a quedar como un cateto, con lo que me gusta a mí la finura". E ironizó afirmando que "al final va a parecer que soy andaluz y todo".

Tras la cena, en la decisión final, el cajero admitió que "si ella quiere, estaría encantado de tener una segunda cita con Patricia". Mientras que la malagueña reconoció que no volvería a quedar con Sebastián porque "no tiene esa chispilla que a mí me hace falta".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento