La Policía Nacional ha detenido en los últimos diez días a 121 personas, todas de nacionalidad española, en la mayor operación desarrollada hasta ahora en nuestro país contra la pornografía infantil en Internet, en la que se han intervenido millones de archivos, algunos de ellos vídeos de extrema dureza. "Hay archivos de niños muy pequeños siendo abusados y violados", ha asegurado Miguel Ángel Vázquez, comisario jefe de la BIT.

Doce de los detenidos son reincidentes

Entre los implicados hay un policía, un alumno de la Guardia Civil y un miembro del CNI, el Centro Nacional de Inteligencia. En la operación hay cuatro jóvenes de 17 años y hasta jubilados entre los imputados y doce de los detenidos son reincidentes y no hay ninguna mujer.

Además de los 121 detenidos hay 96 personas imputadas en este caso.

Según ha informado la Dirección General de la Policía y la Guardia Civil, dos de los detenidos producían su propio material y se ha logrado identificar a las víctimas, pertenecientes a su entorno familiar. Dos de los arrestados en Badalona y Cantabria habían fotografiado a dos de sus sobrinos de menos de diez años de edad en actitudes obscenas aunque no consta que abusaran sexualmente de los menores.

Se ha identificado a las víctimas, que son de su entorno familiar
La Policía ha investigado más de 1.600 conexiones en España y ha podido identificar 250 domicilios desde donde se habían descargado y distribuido los ficheros de contenido pederasta, además de registrar 210 viviendas en 42 provincias.

La 'operación Carrusel' se inició en julio del año pasado en colaboración Policía Federal de Brasil y ha permitido localizar en una red de intercambio de archivos más de 18.000 conexiones en 75 países diferentes.

Entre los detenidos hay desde menores de edad hasta jubilados
El perfil de los detenidos en el marco de esta operación es muy amplio. Hay personas con diferentes profesiones (pilotos comerciales, conserjes, taxistas, empleados de banca...), con distintos niveles de estudios y con una amplia franja de edades (desde menores de edad hasta jubilados).

Los agentes han intervenido 347 discos duros; 1.186 CD's y DVD's; 36 ordenadores portátiles; 15 'pendrives'; dos cámaras de fotos; dos cintas VHS y siete tarjetas de almacenamiento de datos.

El martes, la Fiscalía ofreció los datos de la memoria de 2007, un año en el que los casos de pornografía infantil crecieron un 150% en España entre 2005 y 2007.