Albert Soler Bufí: "El 'procés' es una enfermedad crónica y los catalanes vamos a tener que convivir con ella"

El periodista Albert Soler, durante la presentación en Madrid de su libro 'Nos cansamos de vivir bien: la otra cara del procés'.
El periodista Albert Soler, durante la presentación en Madrid de su libro 'Nos cansamos de vivir bien: la otra cara del procés'.
Jorge Paris

Sus columnas de opinión en el Diari de Girona son torpedos teledirigidos contra la línea de flotación del procés y muy especialmente contra sus protagonistas, que a diario son caricaturizados y ridiculizados con las poderosas armas de la ironía y el sarcasmo. 

Lo más curioso es que esos ácidos textos los firma un catalán de pura cepa, están escritos en perfecto catalán y se publican en Girona, la capital de facto del nacionalismo catalán. 

El periodista Albert Soler Bufí es su responsable y acaba de recopilar sus mejores columnas en un libro traducido también al castellano: Nos cansamos de vivir bien: la otra cara del procés (Editorial Sagesse).

¿Con el título del libro sugiere que antes del procés se vivía bien en Cataluña y ahora no tanto? Claro que ha empeorado la situación con el procés, pero todavía se vive bien en Cataluña. De ahí que mucha gente, más de la que pensamos, no entienda que nos hayan embarcado en esta especie de arcadia utópica sin saber a dónde va. El titulo es un ¿por qué?, ¿a qué viene todo esto si aquí se vive de puta madre? El procés era innecesario completamente y ha estropeado la convivencia en Cataluña. 

El periodista Albert Soler.

albert soler bufí

  • Nació en Girona, en 1963. Periodista. Ha trabajado, entre otros medios, para los periódicos 'El Punt', 'Nou Diari' y 'La Vanguardia'. Desde el año 2002 es columnista en el 'Diari de Girona'. Acaba de publicar el libro 'Nos cansamos de vivir bien: la otra cara del procés'.

Utiliza el humor para ridiculizar a los líderes independentistas, ¿a usted le hace gracia el procés? Yo admiro a los periodistas o politólogos que se lo toman en serio porque no sé cómo lo consiguen. Yo soy incapaz de tomarme en serio a esa tropa, son ridículos. No veo otra forma de escribir del procés que no sea tomándomelo a risa. Ves a Puigdemont, Torra, Cotarelo, Pilar Rahola… ¿quién se puede tomar en serio a esa tropa? Es imposible, imposible. También escribo así porque la sátira y el sarcasmo les jode mucho más.

¿No tiene también un punto dramático? Supongo que para mucha gente sí lo tiene porque, por más que lo nieguen, el procés ha provocado una fractura en la sociedad catalana, entre familias, amigos... yo conozco matrimonios que se han roto por el procés. La fractura existe y eso sí que va a ser difícil de solucionar, quizás hagan falta un par de generaciones. A mí me importa todo un bledo, pero entiendo que haya gente a la que le preocupe porque ha perdido amigos, ha tenido que cambiar de pueblo, etc. Es muy triste. Han hecho una mierda de país. Esta gente (los líderes independentistas) nos querían montar la Dinamarca del sur, pero si llegan a tener éxito nos habrían montada la Corea europea, la del norte, claro.

¿Cuántas cartas han llegado a la redacción del Diari de Girona pidiendo su cese?A mí no me llegan, le llegan al director… (risas) Yo sé que a veces llama gente exigiendo mi cabeza, incluso hubo un senador del Reino de España, el famoso Matamala -senador de JxCat-, un vividor que cada vez que se va a Bruselas dice que se exilia y luego vuelve para que lo reciban con majorettes, que un día se encontró a mi director en Girona y le dijo 'a ver si frenáis un poco al Albert Soler'. ¡Un senador de España! que en teoría debe ser garante de la ley y por supuesto de la libertad de expresión, diciéndole a mi director que hiciera el favor de callarme. Eso indica cómo sería la 'republiqueta' esa que nos querían montar: todo aquel que no fuera afín al régimen tendría que callarse.

"En la 'republiqueta' que nos querían montar, todo aquel que no fuera afín al régimen tendría que callarse"

¿Hay que ser valiente para escribir lo que escribe en Girona? No, no lo creo. Quizás irresponsable sí, pero no valiente. Al fin y al cabo esto tampoco es Ciudad Juárez y la gente no va con pistola por la calle. La verdad es que me encuentro a mucha más gente que me saluda por la calle que a gente que me diga algo o me insulte, eso es rarísimo. Una vez apareció una pintada en la sede del periódico que ponía ‘Albert Soler, vigila tu espalda’, pero pensé que me la dejó mi fisioterapeuta porque me siento muy mal delante del ordenador. 

¿Es complicado para un no nacionalista vivir en Cataluña? No para mí porque me la suda todo, pero es difícil para mucha gente. Cuanto más pequeño es el pueblo, mucho peor. A mí me para gente por la calle y me dice que siga escribiendo lo que escribo, pero que no me puede poner si quiera un like en las redes sociales porque trabaja en tal sitio. La gente calla y eso es muy triste. No puedo criticarlo porque si tuviera un negocio quizás también preferiría no exponerme para no tener que cerrar. Por suerte trabajo en un periódico en el que puedo decir lo que me da la gana. Y si a alguien le molesta, mucho mejor.

¿Hay más gente cansada del procés de la que parece? Sí, hay mucha gente que está hasta el gorro, pero sigue dentro del armario, como los gays hace años. Yo les animo a salir del armario, aunque sé que es difícil porque aquí mandan los nacionalistas. Pero también conozco a muchos independentistas, que lo siguen siendo, y que están hasta el gorro del procés.

"Conozco a muchos independentistas, que lo siguen siendo, y que también están hasta el gorro del procés"

¿Por qué ha crecido tanto el número de independentistas en Cataluña en los últimos años? ¿Y por qué ha ganado el brexit en Reino Unido? ¿y por qué ha ganado Trump en Estados Unidos? Pues porque estamos en la era de los populismos y están teniendo éxito en todo el mundo: prometen muchas cosas, te dicen que eres mejor que el resto... el populismo va a lo fácil y la gente no quiere pensar demasiado. Es un fenómeno que está pasando en todas partes y Cataluña ha tenido también su dosis de populismo. Lo veo como un signo de los tiempos.

¿Dónde situaría el 'momento cero' del procés, el comienzo de todo esto? Se podría mirar atrás hasta Jordi Pujol y su famoso Proyecto 2000, que ya hablaba de controlar la educación, la televisión, los medios públicos... Creo que Pujol puso la primera piedra. Luego llegó Artur Mas y el pobre tenía tanta corrupción encima que no tuvo más remedio que saltar al abismo y la gente se lo creyó. 

Y la cosa continuó con Puigdemont y Torra... Pensabas que no podía llegar nadie peor, pero sí: se fue Mas y llegó Puigdemont, un farsante y cobarde que no fue ni capaz de ir a votar en el referéndum a su propio colegio. Entonces te dices que ahora sí es imposible que llegue alguien peor, pero llega Torra, que es el colmo de la ineficacia… esta gente siempre nos sorprende. Ya lo he dicho alguna vez, yo creo que siguiendo esta progresión el próximo president tiene que ser un mejillón en escabeche.

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, y el expresidente Carles Puigdemont, en una foto de archivo
El presidente de la Generalitat, Quim Torra, y el expresidente Carles Puigdemont.
Archivo

¿Cuándo acabará el procés? ¿tiene fecha de caducidad? A mí me gustaría que durara siempre porque me da las columnas casi hechas. Escucho a Puigdemont o Torra y tendría suficiente con escribir lo que han dicho para que la gente se riera. Pero claro, entonces mi director no me pagaría, así que intento poner algo de mi cuenta, aunque a veces me es complicado mejorar lo que han dicho. Sí, creo que tendría que haber un procés nuevo cada año e ir renovando el casting.

¿En serio le gustaría que fuese eterno? A mí me da que se va a cronificar, de hecho ya se ha cronificado porque ¿qué es el procés? Es pedir de vez en cuando diálogo, cortar una calle de 8.00 h a 9.00 h, montar una performance algún día al año, colgar un lacito amarillo… y ya está, es una enfermedad crónica y vamos a tener que convivir con ella, pero no es nada más que eso. Mucha gente vive con una enfermedad crónica y dura hasta 100 años, así que no pasa nada.

Entonces, ¿recomienda a los catalanes que aprendan a convivir con él? Si, sí, pero, insisto, no es nada más que gente gritando y colgando pancartas, nada más. Pueden gritar hasta quedarse afónicos y colgar pancartas hasta que les sangren las manos, yo tengo otras formas de divertirme que no voy a revelar porque esto lo pueden leer menores.

¿El procés no ha conseguido ningún avance hacia la independencia? No es que esté exactamente igual que hace diez años, sino que está igual que hace 50 años en pleno franquismo. Ni un milímetro han avanzado. Y sus líderes lo saben, lo saben perfectamente.

"La independencia está exactamente igual que hace 50 años. No han avanzado ni un milímetro y sus líderes lo saben"

Y lo de internacionalizar el procés, ¿ha servido para algo? Para que de vez en cuando veamos a algún diputado desconocido de algún partido de extrema derecha flamenco o de por ahí hacerse una foto con Puigdemont, más como recuerdo antropológico que otra cosa. No sé qué entienden por internacionalizar el procés, pero, aunque ahora Puigdemont sea eurodiputado por un tiempo, ningún político serio de Europa lo quiere cerca, es tóxico ese hombre.

En sus columnas habla de los procesistas como si fueran verdaderos fanáticos religiosos. Sí, claro, son una secta. Este fin de semana Puigdemont hizo una aparición en Perpiñán, como la virgen de Fátima, y la gente fue en peregrinación para verle y tocarle, igual creyendo que les va a curar enfermedades. Si Puigdemont se hubiera cortado el prepucio allí mismo, lo habría vendido seguro a trocitos entre sus fieles. Solo se puede seguir a los lideres de sectas por la fe, si entrara en juego la razón, nadie le haría caso.

También ha sido extremadamente duro con los actos violentos protagonizados por los CDR o Arran, a quienes ha llegado a comparar con nazis... A mí me hace gracia que digan que los de Vox son nazis o ultraderecha, que no tengo ni idea de si lo son, cuando yo a los únicos que he visto boicotear actos, señalar al desafecto, cortar carreteras, etc, es decir, cometer actos xenófobos, es a los CDR, a la CUP y demás. Quiero decir con esto que si hay fascismo no solo está en Vox, a quien no he visto cometer actos fascistas, sino en esta gente, supuestos progresistas de la República Catalana.

El periodista Albert Soler.
Albert Soler.
Jorge Paris

Otras víctimas de su sátira son aquellos que solo salen de casa con un lazo amarillo en la solapa... Ponerse un lazo amarillo es una forma de decir, yo soy de los buenos y tú de los malos. Y además abre muchas puertas. Yo conozco a bastantes compañeros periodistas que se han colocado en algún departamento de la Generalitat, instituto público, museo, etc. No hay nada como llevar un lazo amarillo en Cataluña para que se te abran puertas y cobrar un buen sueldo. Ser 'lacista', como los llamo yo, es una forma de vida.

¿Algo así como tener un máster en el currículum? Mucho mejor el lazo, dónde va a parar. El máster no sirve para nada, un lazo amarillo sí, y cuanto más grande, mejor.

¿Tiene alguna esperanza en esta nueva etapa de diálogo que ha iniciado Pedro Sánchez con el Govern? Servirá para dialogar, pero no va a solucionar nada si quien va a dialogar es Torra. Sánchez no va a conseguir nada de un tipo así, es imposible con esta gente.

Parece que ERC ha renunciado a la vía unilateral, ¿va en serio o es un farol? Esquerra se ha dado un poco cuenta de lo que es la realpolitik porque han visto que no han avanzado ni un milímetro y que, en cambio, solo han conseguido multas y tener a gente en la cárcel. No es que yo tenga mucha fe en Junqueras y su tropa, pero bueno, quizás sí cambiaría un poco la cosa con un Govern sin majaderos mesiánicos como Torra o Puigdemont. Quizás con ERC se podría llegar a algún acuerdo y desenquistar un poco la situación.

"Puigdemont tiene delirios de grandeza y cualquier día le veremos con un embudo en la cabeza creyéndose Napoleón"

Usted trabajó con Puigdemont en la redacción del periódico El Punt, ¿cómo recuerda al expresident en aquella época? No tengo ningún recuerdo especial. Él era entonces jefe de redacción o algo así y recuerdo que el primer día que llegué me dijeron '¿ves ese tipo de ahí? pues no soporta que el teléfono suene más de tres veces, así que si suena date prisa al cogerlo'. A veces pienso que igual se trastornó porque un día el teléfono sonó más de tres veces.

¿Insinúa que Puigdemont está loco? Muy bien de la cabeza no está ese hombre. Tiene delirios de grandeza y cualquier día le veremos con un embudo en la cabeza creyéndose Napoleón. Creo que la caja de resistencia tendría que destinar algún dinero para su tratamiento psiquiátrico. No creo que se cure, pero igual podrían lograr que no se notaran tanto sus deficiencias.

En su libro dice que Puigdemont sabía que el referéndum era una farsa, pero que Mariano Rajoy le echó un cable al mandar a la Policía... Creo que sí, que le hizo un favor, aunque también hubo mucha exageración con aquello. Aquí vino la Policía y pegó cuatro porrazos, pero muchos menos de los que pegan 100 kilómetros más arriba en cualquier manifestación de los chalecos amarillos. Pero sí, sirvió para alargar el relato del victimismo catalán que tanto nos gusta: que hubo mil heridos, que no hubo muertos de milagro, que a una le rompieron los dedos...nada de eso es cierto. Rajoy, más que a Puigdemont, le hizo un favor al tan tradicional victimismo catalán. Nosotros no podemos vivir sin sentirnos víctimas, pero ya no sabíamos qué hacer y entonces vino Rajoy con su Policía y ya tenemos victimismo para un par de décadas por lo menos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento