Tres técnicas sencillas para relajarte cuando te estresas

Una mujer con síntomas de estrés, en una imagen de archivo.
Una mujer con síntomas de estrés, en una imagen de archivo.
GTRES

El estrés es uno de los síntomas más habituales que padecen las personas casi a diario y al que hay que prestar atención ya que puede derivar en problemas mayores como ansiedad o depresión.

Tal y como recoge la Biblioteca Nacional de Medicina de EE UU, el estrés es un "sentimiento de tensión física o emocional que puede provenir de cualquier situación o pensamiento que lo haga sentir a uno frustrado, furioso o nervioso". En pequeños episodios, el estrés puede ser positivo, pero cuando perdura en el tiempo, "puede dañar la salud", alertan.

En un mundo tan ajetreado en el que existe un exceso de actividades y al que se suma en ocasiones la falta de sueño, es bastante común que la mayoría de las personas hayan sufrido estrés en algún punto de su vida.

En este sentido, el libro Cuaderno antiestrés, un bestseller en EE UU, ofrece tres sencillas técnicas que ayudan a relajarse en momentos puntuales de estrés, recoge el diario ABC.

La doctora en psicología Martha Davis, la trabajadora social Elizabeth Robbins Eshelman y el doctor en psicología clínica Matthew McKay son los autores de esta guía práctica.

Estos son los tres pasos a seguir que estos expertos recomiendan para recuperar la tranquilidad mental:

1. Sentado en una silla, con los brazos sobre el regazo y los pies bien posados en el suelo, realiza una inspiración profunda y retenla durante unos segundos. Expulsa el aire por la boca con suavidad mientras eliminas mentalmente las preocupaciones del día y sientes como se vacían los pulmones y se relajan el abdomen y el tórax.

2. A continuación, relaja cada parte del cuerpo, paso a paso, poniendo atención en cada una de las articulaciones durante unos segundos. Una vez el cuerpo esté en reposo, céntrate en la respiración.

3. Repitiendo mentalmente las afirmaciones "toma aire" y "relájate", respira conscientemente durante varios minutos, es decir, prestando atención al efecto de la respiración en el cuerpo, cómo se expanden y se contraen los pulmones, al tiempo que se relajan los músculos con cada exhalación. Trata de dejar correr cualquier pensamiento que aparezca en la mente repitiendo la palabra "relájate".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento