Adif confía en terminar en 2021 la obra de la variante de Pajares, que califica de "pesadilla"

La presidenta del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), Isabel Pardo de Vera, se ha referido este viernes en Oviedo a la obra de la variante de Pajares, la nueva conexión ferroviaria que unirá Asturias con León a través de dos grandes túneles. De Vera ha dicho que confía en que la obra termine en 2021, sin precisar más.

Esa fecha no supone la puesta en servicio comercial de la vía, dado que será a partir de entonces cuando la infraestructura comience la fase de pruebas de seguridad. La duración de esas pruebas no se conoce, de tal forma que tampoco se sabe la fecha aproximada en la que los trenes podrán circular con normalidad por el nuevo trazado.

"Estamos a tope para acabar el año que viene las obras y empezar las pruebas", ha dicho Pardo de Vera en unas declaraciones emitidas por COPE y recogidas por Europa Press.

La presidenta de Adif ha calificad la obra de "pesadilla" también para quienes han estado como técnicos. "No sólo por la complejidad técnica, sino también por la planificación", ha rematado.

La puesta en servicio de los túneles de la variante de Pajares abrirá paso subterráneo de comunicación ferroviaria entre las dos comunidades autónomas, y los convertirá por su extensión, casi 25 kilómetros, en los sextos túneles ferroviarios más largos de Europa, los séptimos del mundo y los segundos de España tras los de Guadarrama, según información de Adif.

Las obras de la variante se iniciaron en el año 2005. Por aquel entonces se establecía el entorno de 2010 como fecha de finalización. Sin embargo, una serie de retrasos, problemas con el terreno y discusiones técnicas han ido dilatando los trabajos, que acumularán al menos una década de retrasos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento