¿Se puede tratar la basura de otra forma? "En Zaldibar se materializan los riesgos de tener 116 vertederos en España"

Planta de valorización energética de TIRME, en Mallorca.
Planta de valorización energética de TIRME, en Mallorca.
AEVERSU

En España, doce millones de toneladas de residuos acaban en vertederos, lo que supone más del 50% de los residuos urbanos que se generan. Se trata de unas cifras que contrastan con las de otros países del entorno europeo, como Alemania, Suecia, Bélgica, Dinamarca y Países Bajos, en los que la proporción de residuos enterrados no alcanza el 1%: de hecho, de la 'Europa de los quince', España es el estado que menos ha progresado en este sentido.

Así lo ha denunciado Aeversu (Asociación de Empresas de Valorización Energética) en un encuentro con los medios informativos, en el que su presidente, Rafael Guinea, ha señalado también los peligros que esta gestión conlleva: "Al verter, además de desaprovechar recursos, lo que se está haciendo es generar unos riesgos ambientales de cara al futuro" y, si bien "en España los vertederos están bien gestionados", "al multiplicar 116 vertederos por 30 años que tiene cada uno de vida, en ocasiones esos riesgos se materializan, que es lo que tenemos ahora en Zaldibar".

Valorización energética y Street Heating

Frente a esta problemática, Aeversu apuesta por "el tándem que forman el reciclaje y la valorización energética", que desde la entidad defienden como "la alternativa real a los residuos", citando datos de la ONU que indican que esta tecnología es capaz de terminar con hasta un 90% de los residuos que terminan su vida en vertederos convencionales.

Igualmente, Guinea ha citado las conclusiones de un Estudio realizado en Alemania según el cual tiene el potencial de mitigar la emisión de gases de efecto invernadero (principalmente Metano) de la gestión de residuos municipales, un potencial que es más evidente a medida que aumentan las tasas de reciclaje y recuperación de la energía.

La valorización energética es la  conversión (mediante quema controlada, a altas temperaturas y en exceso de aire) de los residuos que no pueden ser reciclados en energía utilizable. Este proceso tiene una huella en emisiones de CO2 sensible menor a la de fuentes energéticas más convencionales (combustibles fósiles).

Rafael Guinea (Aeversu)
Rafael Guinea  y Belén Vázquez (Aeversu)
AEVERSU

De hecho, frecuentemente se combina con el llamado 'Street Heating' o 'District Heating'; las plantas de valorización energética se instalan en el entorno urbano y se emplean para proveer calefacción a los hogares del entorno, sustituyendo otros sistemas más contaminantes como calderas de gas o carbón.

Con todo, la valorización energética no está exenta de críticas. Ecologistas en Acción ha expresado su preocupación ante la posibilidad de la valorización energética se convierta en un eufemismo para designar la quema indiscriminada de residuos que podrían ser reciclados, especialmente plástico, en comunidades autónomas como Castilla-La Mancha. Además, en numerosas ocasiones, distintos grupos ecologistas han expresado preocupación por las emisiones que puedan derivar de la quema, algo frente a lo que Aeversu opone sendos estudios en las proximidades de las plantas de Valdemingómez (Madrid) y Barcelona según los cuales no se ha demostrado que las plantas aumenten la cantidad de contaminantes en el aire ni la mortalidad de sus vecinos, e insisten en que la valorización energética debe ser entendida como una última solución para residuos que no puedan reciclarse, siempre preferible al vertedero.

El Street Heating, por su parte, se emplea con gran éxito en ciudades como París, Londres, Berlín o Copenhague, e incluso en España en Soria, Alcalá de Henares o Móstoles. Sin embargo, en algunos casos, ha llegado ha provocar malestar entre los vecinos de las plantas de biomasa, especialmente cuando en ellas se realizan extracciones de biogás, por sus malos olores, lo que requiere elementos de control adicionales. Además, plataformas como la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid han cuestionado las mediciones de emisiones de gases potencialmente dañinos que emiten plantas de valorización energética como la de Valdemingómez (que, si bien no forma parte de una red de Street Heating, se encuentra próxima al barrio de Vallecas).

Objetivos europeos

Guinea ha incidido en la necesidad de aplicar la valorización energética para impulsar a España de cara a los objetivos ambientales marcados desde la Unión Europea: "Tenemos que doblar nuestra tasa de reciclaje, pero también de valorización energética", para lo cual es necesario "invertir, tomar decisiones y explicar a la ciudadanía que lo que se ha venido haciendo hasta ahora se hacía por falta de explicación o de coraje político, y porque el vertido en España es increíblemente barato".

Para ello, Aeversu ha querido mostrar su disponibilidad de cara a las instituciones para abordar la solución a la problemática medioambiental de los vertederos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento