¿Qué es la Encefalopatía Traumática Crónica (ETC)? La grave enfermedad que padecía Aaron Hernández

El jugador de fútbol americano de los New England Patriots Aaron Hernández durante un partido contra los Buffalo Bills en el estadio Gillette en Foxborough, Massachusetts (Estados Unidos) el 1 de enero de 2012.
El jugador de fútbol americano de los New England Patriots Aaron Hernández durante un partido en 2012.
EFE

Los jugadores de fútbol americano, los boxeadores o los soldados que han estado expuestos a una explosión pueden sufrir traumatismos cranoencefálicos que pueden tener graves consecuencias para su salud. Un trastorno silencioso y que hoy se conoce como Encefalopatía Traumática Crónica (ETC).

La película del 2015 La verdad duele, cuyo protagonista es Will Smith, trata sobre el descubrimiento de la Encefalopatía Traumática Crónica (ETC). Pero, recientemente, ha salido un documental sobre Aaron Hernández. Un exjugador de fútbol americano que sufría esta enfermedad, aunque esto solo pudo saberse después de realizarle la autopsia tras haberse suicidado.

¿Qué es la Encefalopatía Traumática Crónica (ETC)?

Según el artículo Encefalopatía Traumática Crónica: Revisión de la Literatura, este trastorno se podría definir como "el deterioro neurológico secundario a la exposición de traumas craneales a repetición". La exposición a traumatismos repetitivos como "abuso físico, epilepsia mal controlada, práctica de deportes de contacto", entre otros, pueden provocar la ETC.

Actualmente, y según el artículo mencionado, la Encefalopatía Traumática Crónica "se reconoce como un síndrome neurodegenerativo progresivo que se presenta generalmente en la mediana edad". Este es provocado por una acumulación de proteína tau fosforilada en el cerebro, debido a los traumatismos, que mata a las células nerviosas.

La clave está en la repetición de esos traumatismos. Pues, como bien indica el artículo, en "las proteínas del citoesqueleto en la corteza y el hipocampo se generaban cambios por traumas leves repetidos, sin embargo, no se observaban en traumas únicos". Un dato importante.

Los síntomas de la Encefalopatía Traumática Crónica

La sintomatología que presentan las personas con Encefalopatía Traumática Crónica puede confundirse con depresión, demencia, etc. Algunos de los síntomas más destacados que recoge el Manual MSD son:

  • Cambios en el estado de ánimo que provocan estados depresivos, sensación de desesperanza y pensamientos suicidas.
  • Cambios en el comportamiento que causan acciones impulsivas y excesivamente agresivas, es decir, se pierde los estribos con facilidad.
  • Cambios en la funcionalidad mental que cursan con olvidos, problemas para planificar y organizar la propia vida, etc.
  • Problemas relacionados con los músculos que provocan movimientos lentos, descoordinados e, incluso, dificultades para articular palabras (disartria).

Todos estos síntomas progresan sin que, hasta el momento, se tengan conocimientos sobre cómo detener la Encefalopatía Traumática Crónica. De hecho, algo sobre lo que todavía se está investigando es cómo identificar esta enfermedad a tiempo

¿Cómo se diagnostica? ¿Hay tratamiento?

El diagnóstico de la Encefalopatía Traumática Crónica solo se puede realizar una vez el paciente fallece. Todavía no existe ninguna prueba que pueda ofrecer imágenes antes de que esto suceda. Sin embargo, es posible tener una ligera sospecha de que se sufre la enfermedad.

Las personas que hayan estado sometidas a algún tipo de traumatismo recurrente, como en los deportes o las situaciones ya mencionadas, y presentan algunos de los síntomas mencionados es posible que tengan ETC. El problema es que todavía no hay ningún tipo de tratamiento.

Las soluciones que se barajan suelen estar centrada en brindar asesoramiento psicológico y el consumo de medicamentos que estabilicen el ánimo y permitan controlar los pensamientos suicidas. En definitiva, se intentará en la medida de lo posible "procurar la comodidad del afectado más que intentar prolongarle la vida", como apunta el Manual MSD.

¿Qué le sucedió a Aaron Hernández?

Aaron Hernández tenía 27 años cuando fue condenado a cadena perpetua por asesinato. En el año 2015 ingresó en prisión, pero dos años más tarde saltaba la noticia de que se había suicidado en su celda. En la autopsia, se descubrió que padecía Encefalopatía Traumática Crónica.

Aaron era una persona joven que había sido jugador de fútbol americano. Los traumatismos recurrentes debido a este deporte fueron lo que desencadenaron todos los cambios en su cerebro que le llevarían, quizás, a cometer ese asesinato y terminar suicidándose.

Todavía quedan muchas respuestas sin resolver. Por eso, se esperan futuras investigaciones que nos permitan saber cómo detectar y ponerle solución a este síndrome antes de que sea demasiado tarde. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento