Pablo Motos, en 'El hormiguero': "Me fascina ver vídeos de operaciones de cerebro"

Pablo Motos, en 'El hormiguero'.
Pablo Motos, en 'El hormiguero'.
ATRESMEDIA

Una de las secciones de El hormiguero que más noticias curiosas está sacando a la luz esta temporada es 'Yo x ti, tú por mí', protagonizada por Trancas y Barrancas, donde gracias a sus preguntas los espectadores están descubriendo aficiones o antiguos trabajos de Pablo Motos y sus invitados.

Destacan la de Carmina Barrios y su pasión por el tabacola afición de Pablo Motos por abrazar árboles, la curiosa obsesión de Luis Tosar por las aspiradoras o el primer empleo de Mario Vaquerizo.

Este jueves, aprovechando la visita de Millán Salcedo, que acudió para hablar sobre su recuperación por la crisis epiléptica que sufrió el año pasado, las hormigas quisieron saber un poco más de él y de Motos, realizándoles preguntas del uno sobre el otro.

Una de las más sorprendentes la desveló el presentador, que reconoció a su invitado y a los espectadores una curiosa afición: "Cuando Pablo ve vídeos en internet... ¿Cuáles son sus preferidos?", preguntaron Trancas y Barrancas.

Y le dieron tres opciones al excomponente de Martes y Trece: "Operaciones de cerebro, gatitos bostezando o carreras de tractores". Salcedo dudó y bromeó sobre la opción de las carreras de tractores, pero finalmente eligió las operaciones de cerebro, acertando.

"Este está zumbao", señaló el invitado, mientras que Motos se explicó: "Me fascinan las operaciones de cerebro porque la persona tiene que estar despierta". Entonces Barrancas comentó: "Qué bien, mucho más inquietante".

Millán Salcedo, en 'El hormiguero'.
Millán Salcedo, en 'El hormiguero'.
 ATRESMEDIA

Los espectadores también descubrieron que el primer empleo de Salcedo antes de dedicarse al humor fue "planchador de mangas, pero lo dejé a los 9 meses, estaba harto"; que Motos es cinturón negro de Fu-Shih Kenpo; o que Alfonso Guerra quedó a comer con Martes y Trece porque su hijo era fan del dúo cómico.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento