La firmeza de los países ricos de la UE entorpece la ambición de España y Francia de mejorar la PAC

La firme posición de los países ricos de la Unión Europea como Suecia, Países Bajos, Austria, Dinamarca o Finlandia, en contra de cualquier aumento del presupuesto comunitario, entorpece la ambición de países como España y Francia, partidarios de mejorar la dotación de la Política Agrícola Común (PAC) con respecto al último borrador.
Special European Council meeting in Brussels
Special European Council meeting in Brussels
THIERRY ROGE

El más claro en sus declaraciones a la llegada a la cumbre extraordinaria ha sido el primer ministro de Suecia, Stefan Lofven, quien ha señalado que tanto la PAC como la Política de Cohesión (fondos para las regiones) pueden ser "reducidas" aun más, así como que su país no aceptará un incremento "drástico" de su aportación al presupuesto comunitario.

En la misma línea, la primera ministra finlandesa, Sanna Marin, ha apuntado incluso que la propuesta elaborada por el presidente del Consejo europeo, Charles Michel, va "en la dirección incorrecta" a pesar de contemplar un recorte del 14% de los fondos de la PAC. Además, ha defendido la necesidad de reforzar el apoyo al desarrollo rural en detrimento de las ayudas directas para apoyar la renta de los productores europeos.

En la misma línea, el primer ministro de Países Bajos, Mark Rutte, ha señalado que el proyecto del exprimer minisro belga "no es bueno" para los intereses de los países considerados como "contribuyentes netos" al presupuesto de la UE. La misma idea ha expresado la canciller alemana, Angela Merkel.

"No estamos contentos con la propuesta actual porque creemos que desde el punto de vista de los contribuyentes netos la balanza no está bien trabajada", ha dicho. "Es un ejercicio complicado. Por un lado, las esperanzas legítimas de los agricultores de Europa (...) También hay que dotar bien los fondos de cohesión, pero al mismo tiempo hay que poner el acento a la modernidad", ha añadido la alemana, con una postura más conciliadora.

EN DEFENSA DE LOS FONDOS AGRÍCOLAS

Frente a estas posturas, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha calificado el borrador de Michel como "altamente decepcionante" y, entre los argumentos que ha esgrimido está que recorte "de manera importante" tanto la PAC como la Política de Cohesión.

España cuenta en esta batalla con el apoyo de Francia, cuyo presidente, Emmanuel Macron, ha reivindicado que ningún acuerdo sobre el presupuesto de la UE podrá llegar a costa del "sacrificio" de los agricultores comunitarios. "No hay un compromiso que pase por la reducción de Europa y de sus ambiciones o por el sacrificio de aquellos que durante décadas han sostenido lo que es Europa", ha enfatizado.

"La propuesta es mala. Mala para la Unión, mala para la Cohesión y mala para Portugal", se ha sumado el primer ministro de Portugal, António Costa, quien ha garantizado una posición "constructiva" en las negociaciones para "resolver los problemas y no cristalizarlos".

Por otro lado, uno de los más críticos con el proyecto del presidente del Consejo europeo ha sido el primer ministro de Luxemburgo, Xavier Bettel, quien ha bromeado con el hecho de que Michel pretenda que la UE haga "más" con "menos" recursos": "No sé si Michel es el hermano gemelo de David Copperfield, pero no sé cómo funcionaría".

VON DER LEYEN AUGURA UN DEBATE "LARGO Y DURO"

Por su parte, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von de Leyen, ha augurado unas negociaciones "largas y duras" entre los jefes de Estado y de Gobierno aunque, en su opinión, el proyecto de Michel es "un buen punto de partida".

En particular, jefa del Ejecutivo comunitario ha destacado el hecho de que al menos el 25% de los fondos europeos se vaya a dedicar a proyectos relacionados con el Pacto Verde Europeo, entre ellos los 7.500 millones de "dinero fresco" para el fondo que apoyará la descarbonización de las regiones europeas.

Von der Leyen también ha celebrado que el borrador contemple dos nuevas fuentes de ingresos propios de la UE, que serían un nuevo impuesto sobre el plástico no reciclado y el reparto de parte de los beneficios derivados del sistema europeo de comercio de emisiones (ETS).

"Si Europa quiere prosperar tiene que invertir en investigación e innovación, en las nuevas prioridades. La modernización de presupuesto es mi objetivo en estas negociaciones", ha resumido la presidenta de la Comisión.

PREOCUPACIÓN EN GALICIA

Mientras, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, se ha declarado "muy preocupado" este jueves por la posibilidad de que Galicia pueda perder fondos europeos y su Ejecutivo sigue con atención las negociaciones para el nuevo periodo 2021-2017. No en vano, ha apuntado que la pérdida de fondos sería "muy mala noticia" para la Comunidad.

"Sería letal para Galicia", ha proclamado Feijóo, quien ha remitido una carta al jefe del Ejecutivo central, el socialista Pedro Sánchez; así como a las ministras de Hacienda, María Jesús Montero; y de Economía, Nadia Calviño, expresándole sus preocupaciones.

Feijóo ha puesto el foco sobre todo en la situación de la comunidad agraria. "Somos una de las comunidades más impactada por los fondos Feader de desarrollo rural. Percibíamos unos 900 millones de euros y nos dicen que podemos bajar a 700. Si se multiplica por los años, da una cifra en la que da vértigo pensar", ha reflexionado.

Asimismo, Agrarias critica la "actitud" del Consejo Europeo, ya que "va totalmente en contra" de lo aprobado por el Parlamento Europeo.

En un comunicado, avisa de que los recortes en la política agrícola supondrán "un punto de no retorno para muchas explotaciones agroganaderas gallegas".

Alerta de que la caída prevista del presupuesto de la PAC de un 10% en el primer pilar (ayudas directas) y de un 25% en el segundo (fondos para el desarrollo rural) "va a suponer en Galicia la pérdida de toda posibilidad de lucha contra la despoblación y la renovación generacional" en la titularidad de las explotaciones.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento