Un millón de madrileños siguen en exclusión tras el fin de la crisis

  • Madrid tiene mejores cifras que el resto del país, pero la pobreza todavía preocupa. 
  • La Comunidad y Cáritas han renovado un convenio para facilitar viviendas a las personas que lo necesitan. 
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el consejero de Vivienda, David Pérez, con Loubna, Fanny y miembros y voluntarios de Cáritas Diocesana en Madrid.
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el consejero de Vivienda, David Pérez, con Loubna, Fanny y miembros y voluntarios de Cáritas Diocesana en Madrid.
Comunidad de Madrid

Millones de personas se vieron abocadas a la exclusión social a consecuencia de la recesión económica de 2008, un fenómeno global que a España golpeó con especial virulencia. Tanto es así que a miles de hogares les costó años reponerse y otros tantos aún siguen intentándolo.

La precaria realidad de estas personas –alrededor de un millón en la Comunidad de Madrid de acuerdo con los últimos informes disponibles– fue puesta de relevancia este martes por el director diocesano de Cáritas en la región, Luis Hernández. Lo hizo en la Real Casa de Correos, donde acudió a renovar un convenio con la presidenta Isabel Díaz Ayuso. El objetivo del mismo es, precisamente, contribuir a que las personas en situación de vulnerabilidad puedan dejarla atrás gracias a la cesión de una vivienda social. Bajo el nombre de La Constructora Benéfica, el proyecto funciona desde 2012.

En concreto, en virtud del convenio firmado este martes, la Agencia de Vivienda Social pone a disposición de Cáritas un total de 176 viviendas para que sean cedidas a las familias que tengan necesidades urgentes. Tener una alternativa habitacional para estas personas, en cuantiosas ocasiones con menores a su cargo, se revela como uno de los mecanismos de ayuda más relevantes.

Tal y como indicó Luis Hernández, hay dos factores clave en las dinámicas que empujan a las familias a la vulnerabilidad: el empleo y la vivienda. En Madrid, la segunda ya se ha convertido en el principal factor porque el 67,2% del millón de personas en exclusión lo están por problemas inmobiliarios. De ahí la importancia de contar con viviendas sociales suficientes, aseveró el director de Cáritas citando datos recogidos en el VIII Informe de la Fundación Foessa.

Los problemas por los que están pasando estos madrileños no son coincidentes. En alrededor de 315.000 hogares, el principal es que tras abonar todos los gastos relativos a la vivienda (cuotas de alquiler o hipoteca, suministros, etc.), estos se quedan por debajo del umbral de la pobreza severa.

Además, en la Comunidad de Madrid hay 219.000 familias que viven en viviendas que carecen de condiciones de habitabilidad óptimas y 167.000 hogares cuyos miembros viven hacinados. Así mismo, la organización sin ánimo de lucro vinculada a la Iglesia católica tiene contabilizadas 7.000 viviendas en entornos degradados o barrios inseguros, de acuerdo con el citado informe.

"A las familias, cada vez les resulta más difícil salir del ámbito de Cáritas y conseguir una vivienda finalista", remarcó Luis Hernández, que apostó por "nuevos recursos residenciales promovidos y controlados por la Administración, con renta limitada y que nunca supere el 30% de los ingresos de la familia".

Aun con todo, el número de personas que pasan dificultades en Madrid ha descendido en los últimos años a un ritmo mayor que en el resto de España. Según el director de Cáritas, los últimos indicadores disponibles indican que la tasa de exclusión social se sitúa en la región en el 16,2%, dos enteros por debajo de la media nacional y seis puntos menos que la registrada en el año 2013.

A pesar de esta mejoría, Cáritas no olvida a quienes se han quedado descolgados del progreso social y necesitan ayuda.Por ello, Luis Hernández hizo este martes un llamamiento a aunar esfuerzos. "Es necesario un gran pacto político y social que permita el desarrollo de políticas de largo alcance", señaló el director de Cáritas.

Por su parte, la presidenta Isabel Díaz Ayuso aseguró que Madrid "es una región solidaria con aquellos que más lo necesitan" y que la Comunidad destina casi nueve de cada diez euros de su presupuesto a políticas sociales.

"Muchas de las familias que en 2012 empezaron a formar parte del proyecto han salido del programa al haber mejorado su situación económica y han podido acceder al mercado libre o a una vivienda protegida", remarcó la líder del Ejecutivo PP-Cs.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento