PSOE y Unidas Podemos vuelven a rechazar que se debata una comisión de investigación sobre Venezuela

  • Cayetana Álvarez de Toledo (PP) denuncia la "coalición ultra" del PSOE con sus "adláteres comunistas y separatistas".
  • Rafael Simancas (PSOE) asegura que al PP "sólo le interesa desgastar al Gobierno a costa del sufrimiento del pueblo venezolano"
PSOE, Podemos y sus aliados vuelven a vetar en el Congreso el debate de la comis
El ministro de Transportes, José Luis Ábalos.
Eduardo Parra - Europa Press

PSOE, Unidas Podemos y los diferentes partidos regionales, nacionalistas e independentistas que apoyaron la investidura volvieron a rechazar este martes que el pleno del Congreso de la semana que viene debata la creación de una comisión de investigación sobre el encuentro del ministro de Transportes, José Luis Ábalos, con la vicepresidenta venezolana Delcy Rodríguez.

Tal y como hicieron la semana pasada, PP y Ciudadanos volvieron a reclamar en la reunión de la Junta de Portavoces que este asunto se incluyera en el orden del día del próximo pleno del Congreso. Pero la izquierda ha rechazado tanto esa petición como la planteada por los conservadores para que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, compareciera en sesión plenaria para dar cuenta de todos los detalles sobre la cita entre Ábalos y Rodríguez.

La portavoz del PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, denunció que su solicitud había sido tumbada por lo que definió como una "coalición ultra" entre el PSOE y sus "adláteres comunistas y separatistas". "No nos rendimos, tenemos mucha determinación", aseguró Álvarez de Toledo. A este respecto, el PP ha registrado varias preguntas parlamentarias para conocer más detalles sobre el encuentro con la vicepresidenta venezolana.

PSOE y Unidas Podemos, por su parte, han justificado su rechazo a la comisión de investigación asegurando que el Gobierno ya ha facilitado toda la información relevante sobre este asunto. "Sólo les interesa Delcy Rodríguez, las cintas de Barajas y Ábalos, y los portavoces de los grupos se reían, literalmente, porque era ridículo", aseguró el portavoz adjunto del PSOE en el Congreso, Rafael Simancas, en referencia a la petición del PP y Vox de que no se destruyan las grabaciones de seguridad del aeropuerto de Madrid-Barajas, en el que se produjo la cita.

Al PP, aseguró Simancas, "sólo le interesa desgastar al Gobierno a costa del sufrimiento del pueblo venezolano", pero "el asunto no da para más", zanjó. Y en la misma línea, el portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, aseguró que "el chicle solo se puede estirar hasta cierto punto". "España conoce más detalles de la reunión del ministro de Transportes con la vicepresidenta de Venezuela que los detalles que conocemos de la vida de la familia Alcántara", ironizó Echenique.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento