La población de EE UU califica el plan de rescate financiero de Bush como "un robo"

  • Un periodista de Nueva York, Arun Gupta, moviliza a los estadounidenses por Internet para que protesten contra Bush.
  • Compara la iniciativa de Bush con los atentados del 11 de septiembre de 2001, como si de una acción terrorista se tratara.
  • El jueves reunió a 2.000 personas protestando en Wall Street.
George W. Bush, este viernes en la Casa Blanca. (Pablo Martinez Monsivais / AP).
George W. Bush, este viernes en la Casa Blanca. (Pablo Martinez Monsivais / AP).
Pablo Martinez Monsivais / AP

El plan de rescate financiero del Gobierno de George W. Bush para enfrentarse a la crisis se ha visto como una oportunidad para salir de la situación de recesión actual pero no todos lo ven como la mejor solución al problema. Inyectar 700.000 millones de dólares a Wall Street es demasiado para muchos.

Es la estafa más escandalosa de la historia de EE UU

Así, durante la última semana han aumentado en EE UU las manifestaciones contra este plan argumentando que sólo pretende "salvar a los multimillonarios" y a una buena cantidad de "directivos avariciosos" con dinero procedente de las arcas públicas. Medea Benjamin asegura, por ejemplo, que se trata de la "estafa más escandalosa de la historia de este país. Quieren privatizar los beneficios públicos". "Es un ataque a nuestra democracia", dice más contundente otro hombre en un foro de EE UU.

"Es un robo"

Son voces que han proliferado a lo largo de estos días en Internet para convocar diversas concentraciones contra Bush frente a la sede del Departamento del Tesoro de Washington. Estas convocatorias han partido en su mayoría por un periodista del diario neoyorquino The Indypendent, Arun Gupta, que desde el pasado domingo ha difundido un mensaje a través de Internet para movilizar al mayor número de personas posible.

Es el robo más grande de la historia

"Es el robo más grande de la historia", argumentaba comparando la iniciativa de Bush con los atentados del 11 de septiembre de 2001, como si de una acción terrorista se tratara. Con esta idea pedía a todos que se unieran para concentrarse de forma pacífica y pidió a toda Nueva York que protestara el pasado jueves, a las cuatro de la tarde, en Wall Street. La convocatoria reunió a 2.000 personas con un mensaje: "Muerte a la avaricia".

A esta protesta se sumaron otras que se celebraron a lo largo de este viernes. Y vendrán más. Porque si hay algo claro es que el plan intervencionista de Bush sólo es apoyado por el 30% de la población estadounidense, según las últimas encuestas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento