El juez acuerda juzgar al kamikaze de la M-50 con jurado por homicidio doloso

  • Kevin C. B., de 24 años, está en prisión provisional desde el pasado 19 de septiembre.
Resultado del vehículo del 'kamikaze' tras el impacto
Resultado del vehículo del 'kamikaze' tras el impacto
EMERGENCIAS MADRID - Archivo

El juez que instruye la causa contra Kevin C. B., el presunto kamikaze que acabó con la vida de un joven el pasado 15 de septiembre en la M-50 a la altura de Coslada (Madrid) cuando circulaba en dirección contraria, ha propuesto que sea juzgado con jurado al estar imputado por homicidio doloso.

El titular del juzgado de primera instancia e instrucción número 5 de Coslada, Luis Miguel Arroyo, adopta esta decisión en un auto, en el que acuerda la transformación de las actuaciones en procedimiento ante el tribunal del jurado, a la vista de los delitos que se le imputan.

Según el auto, a la luz de las pruebas practicadas hasta la fecha se observan "indicios suficientes de la presunta comisión de un delito de homicidio doloso" en concurso con un delito contra la seguridad vial y otro de conducción temeraria.

"Resultando por tanto que dicha imputación cae dentro del ámbito de los delitos cuyo enjuiciamiento corresponde al Tribunal del Jurado", el juez anuncia que debe proceder a "la incoación del correspondiente procedimiento en el que se acordarán las diligencias a practicar", tal y como ha solicitado la acusación que ejercen los padres de la víctima.

Dicho procedimiento, señala el magistrado, se incoará una vez sea firme esta resolución contra la que cabe recurso de reforma y subsidiario de apelación en el plazo de tres días desde su notificación.

Kevin C. B., de 24 años, está en prisión provisional desde el pasado 19 de septiembre, situación que ratificó en noviembre la Audiencia Provincial ante el riesgo de fuga y de destrucción de pruebas debido a los graves delitos que se le imputan y que llevan aparejada pena privativa de libertad superior a los dos años.

El suceso por el que está en la cárcel tuvo lugar hacia las 6:30 horas del domingo 15 de septiembre en el kilómetro 25 de la M-50, donde el vehículo kamikaze chocó contra otro que circulaba correctamente en dirección a Coslada, provocando la muerte, en el acto, de Víctor López Casado, que se dirigía a trabajar.

Según la resolución de la Audiencia Provincial, el presunto responsable de este accidente mortal conducía bajos los efectos del alcohol, con unos resultados de 0,92 y 0,84 miligramos de alcohol por litro de aire expirado en la primera y segunda pruebas, respectivamente.

Además, circulaba a una velocidad aproximada de 200 kilómetros por hora y en sentido contrario al permitido, según las declaraciones de los testigos, que vieron como frenó en seco y cambió intencionadamente de dirección.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento